Pato mandarín, Aix galericulata

Pato mandarín: Aix galericulata

Características y descripción

El pato mandarín, Aix galericulata, es una especie de ave perteneciente a la familia Anatidae. Se encuentra bastante relacionada con el único otro miembro del género Aix, el pato joyuyo (Aix sponsa).

Los patos mandarines cuentan con un marcado dimorfismo sexual. El macho adulto presenta una paleta de colores que lo hace altamente reconocible. En la parte superior de la cabeza tiene una coloración que comienza con negro y azul y termina en tonalidades verdes y rojas al comienzo del dorso. El plumaje que circunda sus ojos es de un color blanco crema que contrasta con el naranja de sus mejillas. El cuello es púrpura y el pecho y vientre son blancos. Justo donde termina el cuello se distinguen bandas alternadas de blanco y negro. Los flancos tienen un color marrón naranja y resaltan dos grandes plumas naranja a cada lado que se curvan hacia arriba. En su cola tienen plumas que son marrones en la parte superior y blancas en la parte inferior. La hembra, por su parte, tiene una coloración parda en distintas tonalidades y se distingue una línea blanca que bordea sus ojos. Del mismo modo que el macho, su zona ventral es blanca y el pecho lo adornan pequeñas manchas de color crema. Durante el vuelo se puede distinguir en ambos sexos un espejuelo de color verde azulado presente en las alas.

Se trata de un ave de mediano tamaño con una longitud del pico a la cola que varía entre los 41 y 49 cm y una envergadura de alas que va de los 65 a los 75 cm. Pueden llegar a pesar entre 428 a 693 g.

En Asia se trata de aves migratorias mientras que la población residente en Gran Bretaña es sedentaria. Se sabe que estas aves pueden llegar a cubrir hasta 800 kilómetros en menos de 24 horas. Suelen agruparse hasta cerca de 100 individuos en épocas no reproductivas pero también se les puede observar solitarios.

Alimentación del pato mandarín

La dieta del pato mandarín consiste principalmente de semillas especialmente de hayuco. También pueden llegar a incluir caracoles, insectos, y pequeños peces en su dieta. Los hábitos alimenticios están sujetos a cambios estacionales dependiendo de la disponibilidad de los recursos. Durante el otoño y el invierno se alimentan de bellotas y granos; en primavera consumen insectos, caracoles, peces y plantas acuáticas; en verano su recurso son los gusanos, pequeños peces, moluscos y pequeñas serpientes. Se alimentan predominantemente durante el amanecer o el atardecer, posándose sobre ramas o en el suelo durante el día.

Reproducción de los patos mandarines

En estado salvaje, los mandarines se reproducen en áreas densamente boscosas cerca de lagunas, pantanos o lagos. Las parejas se forman al comienzo del invierno y pueden continuar por muchas temporadas. Si bien la hembra es la que elige el sitio exacto del nido, el macho la acompaña durante todo el proceso. Los nidos son construidos en la primavera dentro de cavidades en árboles cercanos al agua, llegando a alcanzar alturas de hasta 9 metros sobre el suelo. El tamaño de la puesta varía de 9 a 12 huevos blancos ovalados puestos en intervalos diarios. La incubación es llevada a cabo totalmente por la hembra y puede durar entre 28 y 30 días. Una vez que todos los polluelos han incubado, la madre procede a llamarlos desde el suelo y estos comienzan a saltar desde el nido sin llegar a recibir daño alguno en la caída. Una vez que los juveniles son capaces de volar entre los 40 y 45 días de haber nacido, se unen a otra bandada de patos.

Distribución geográfica y hábitat

Hábitat y distribución del pato mandarin, aix galericulata

El pato mandarín, Aix galericulata, se reproduce al oriente de Siberia, China y Japón, y pasa el invierno al sur de China y Japón. Existe una población que se mantiene en Gran Bretaña conformada por cerca de 7000 individuos que lograron escaparse de algunas reservas. También se cuentan algunas poblaciones en Carolina del Norte y California en los Estados Unidos

Este pato prefiere hábitats de lagos con bosques circundantes y corrientes de agua rocosas para nadar, andar y alimentarse en el agua.

Datos adicionales. Curiosidades

Aix galericulata se encuentra categorizada como de preocupación menor por la Lista Roja de Especies Amenazadas. La destrucción de su hábitat es una de las mayores amenazas que se ciernen sobre la especie. Uno de los factores que ha influido en su supervivencia es que no es particularmente apetecida por su carne debido al mal sabor y no considerarse un plato apetecible en gastronomía culinaria.

Los patos mandarines son conocidos en la cultura china como Yuang-yang, donde yuang representa al macho y yang a la hembra. En la cultura popular se cree que estos hacen parejas de por vida y son símbolo de bendiciones y fidelidad. En Corea se mantienen creencias similares y a los recién casados se les suele regalar una pareja de estos patos.

Nombre común

Pato mandarín, pato del amor, en inglés Mandarin Duck.

Pato mandarín, compraventa y precio

El pato mandarín es un ave muy bella, su hermoso colorido atrae a muchos aficionados que crían con estos animales con la finalidad de tenerlos como mascotas. Por esa razón existen especies criadas en cautividad, las cuales se pueden comprar y su precio de venta no es muy económico, ya que un ejemplar puede rondar el valor de unos 100 euros.

Clasificación científica o taxonomía de Aix galericulata

Reino: Animalia, animales.
Subreino: Eumetazoa, eumetazoos, animales con tejido.
Filo: Chordata, cordados, presencia de notocorda al menos en alguna fase de su desarrollo.
Subfilo: Vertebrata, presencia de columna vertebral.
Superclase: Tetrapoda, tetrápodos, cuatro extremidades.
Clase: Aves, vertebrados con plumas y alas.
Orden: Anseriformes
Familia: Anatidae, anátidas
Género: Aix
Especie: Aix galericulata. Linnaeus, 1758

Pato mandarín, Aix galericulata
Tu opinión importa: Valora el artículo