Colibrí de garganta rubí, Archilochus colubris, un diminuto ave

Colibrí de garganta rubí, Archilochus colubris
Colibrí de garganta rubí, Archilochus colubris
Jaime Robles (flickr.com)/CC BY-SA 2.0

El colibrí de garganta rubí es una de las especies más pequeñas que integra a la familia de Trochilidae. Habitan en el este de los Estados Unidos de Norteamérica y en casi toda Centroamérica. En inglés es conocido como: Ruby-throated Hummingbird.

Los ejemplares de Archilochus colubris se encuentran desde bosques caducifolios y bosques de coníferas, hasta zonas intervenidas como plantaciones de cítricos y jardines en centros poblados.


Características físicas del colibrí de garganta rubí

Como en casi todos los géneros taxonómicos de la familia de los Trochilidae, existe un marcado dimorfismo sexual en Archilochus colubris. El macho de la especie es mucho más vistoso, con un plumaje de tono verdoso iridiscente en la cabeza y su región dorsal.

Tanto el pecho como el vientre del colibrí de garganta rubí son de color blanco y su garganta es de plumaje en color rojo muy vibrante e iridiscente. La hembra, aunque presenta tonalidades similares a las del macho, tiene en su garganta el plumaje de coloración gris pálido.

Las plumas caudales del macho presentan una configuración que hacen la cola de aspecto bifurcado, a diferencia de la hembra, cuya cola luce un corte recto y parejo con terminación de color blanco.

Región geográfica y hábitat

Distribución del colibrí de garganta rubí
Distribución del colibrí de garganta rubí

Viven en la parte sur de Canadá, en el este de los Estados Unidos de Norteamérica y desde México hasta el extremo sur de Costa Rica.

Su hábitat abarca un rango amplio de biotas. Es fácil avistarlos en bosques poblados por árboles que pierden todo su follaje en la estación seca o de verano (bosques caducifolios). También habitan en zonas intervenidas por la actividad antrópica o de producción agrícola, jardines en centros poblados e incluso, en bosque ribereños.

Comportamiento del  colibrí de garganta rubí
Comportamiento del colibrí de garganta rubí

Alimentación del colibrí de garganta rubí

La principal fuente de alimentación del colibrí de garganta rubí consta de nutrientes fundamentales para su supervivencia como son los carbohidratos y proteínas. Este tipo de colibríes tienen un gran consumo energético debido a las altas frecuencias con que mueven sus alas, por lo que requieren de altas cantidades de energía, la cual obtienen con el consumo del néctar de las flores, preferiblemente de especies forestales como el Aesculus pavia y el Campsis radicans.


También suele visitar campos de cultivos de cítricos, donde es habitual verlos libar, así como en jardines de centros poblados, donde existen gran variedad de plantas florales que son usadas para el ornato.

Esta especie también es insectívora, consumiendo especies como mosquitos de la fruta y pequeñas arañas, entre otros.

Reproducción

El periodo reproductivo del colibrí de garganta rubí comienza con la primavera, cuando los machos vuelan a los territorios que, usualmente, utilizan como zonas de apareamiento. Vuelan demarcando sus áreas para cortejar a las hembras, quienes llegarán a estos territorios de apareamiento al poco tiempo de haber arribado los machos.

El macho de la especie, al identificar a una hembra, comienza a ejecutar un muy dinámico comportamiento de cortejo, dando un primer aviso mostrando sus encarnadas plumas de la garganta y haciendo movimientos oscilatorios enfrente de la hembra.

Si logran obtener la atención de la misma, los machos comienzan a realizar movimientos de un lado a otro, como describiendo pequeños arcos frente a la hembra, a una distancia muy corta en actitud intimidatoria.

Cuanto la hembra de colibrí garganta de rubí es convencida por el macho, esta adopta una posición de sumisión bajando sus alas y cabeza para, luego, dar paso al apareamiento.

Los colibríes de garganta rubí tienden a tener múltiples parejas durante su etapa reproductiva (poliginandria), por lo que machos y hembras no establecen parejas reproductoras de por vida. Se ha sugerido que los machos, al terminar el apareamiento, suelen alejarse a otros territorios y aparearse con otras hembras. Las hembras son quienes asumen el cuidado parental sin ayuda del macho.

La construcción del nido se realiza en la parte final de las ramas de los árboles, con materiales vegetales y líquenes. La puesta comprende entre 2 a 3 huevos, que eclosionan entre los 10 a 14 días. Abandonan el nido a partir de los 18, aunque la madre sigue alimentándolos por unos días más.

Vulnerabilidad de Archilochus colubris

En la actualidad el colibrí de garganta rubí, Archilochus colubris, está catalogado como preocupación menor, parece que la población en los últimos tiempos está sufriendo un incremento. A parte de que muchos ejemplares viven en áreas protegidas que les dota de mejor conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *