Colibrí rufo, Selasphorus rufus, un gran galán

Colibrí rufo, Selasphorus rufus
Colibrí rufo, Selasphorus rufus
Brendan Lally (flickr.com)/CC BY 2.0

El colibrí rufo es una especie de pequeña ave migratoria que pertenecen a la familia Trochilidae, a su vez comprendida en el orde de los Apodiformes. Esta especie es conocida por ser territorialmente temperamental, defendiendo su territorio de alimentación con feroz comportamiento. Selasphorus rufus habita en la costa oeste de los Estado Unidos de Norteamérica y migra a México durante el invierno boreal.

En inglés el colibrí rufo es conocido por su traducción, concretamente: Rufous Hummingbird.


Características físicas del colibrí rufo

Existe dimorfismo sexual en Selasphorus rufus siendo el macho más colorido que la hembra.

Los machos adultos tienen el plumaje de color verde en su dorso. La rabadilla o la región donde se encuentran las plumas supracaudales presentan un color verde iridiscente, con una tonalidad semejante al color bronce. Desde la frente hasta la base de la nuca, también luce un plumaje verde con tonalidad bronce y un collar de color rojo iridiscente muy brillante. La garganta y la base del pico tienen un plumaje de color rojo muy vibrante.

Por su parte, la hembra adulta presenta tonalidades más bien opacas con relación al macho en toda la región dorsal, cabeza y nuca, y desde la base del pico hasta el plumaje subcaudal es de coloración blanca. Tanto hembras como machos tienen patas oscuras, siendo su pico recto y largo.

Región geográfica y hábitat de Selasphorus rufus

Distribución del colibrí rufo, Selasphorus rufus
Distribución del colibrí rufo, Selasphorus rufus

El colibrí rufo es originario del oeste (incluida la costa) de los Estados Unidos de Norteamérica. Allí vive durante los meses de marzo y agosto, donde establece territorios para reproducirse, generalmente en zonas aledañas a plantaciones, bosques ribereños, entre otros.

Durante los meses de septiembre y febrero, en el invierno boreal, Selasphorus rufus migra hacia el sur, llegando a tierras mexicanas donde ocupa áreas en un amplio rango altitudinal, desde campos abiertos en zonas bajas hasta bosques de coníferas en extensiones montañosas, siempre y cuando tengan presencia de inflorescencias para libar y alimentarse, tanto del néctar como de los insectos que se encuentran alrededor.

Alimentación del colibrí rufo

Los colibríes rufos son principalmente insectívoros con una amplia dieta rica en pequeños artrópodos, desde abejas, pequeñas arañas, coleópteros pequeños, mosquitos, hormigas, entre otros insectos.

Su fuente de energía se sustenta en el consumo de néctar, el cual recoge a lo largo y ancho de su bien defendido territorio. En ocasiones, el colibrí rufo suele beber de la savia de algunas especies forestales, directamente desde los pequeños orificios que dejan los carpinteros y otras aves en la corteza.

Tiene preferencia por flores de color rojo. Suele pensarse que perciben el dulce perfume de estas inflorescencias, pero realmente son atraídos por el color.


Por ser aves migratorias y además muy veloces, los miembros de colibrí rufo tienen un alto requerimiento energético, llegando a consumir aproximadamente 4 veces su peso en alimentos durante el día, lo que equivale a más de 70 colectas diarias de néctar.

Reproducción de Selasphorus rufus

Durante los meses de abril, mayo y junio, se produce la temporada de apareamiento del colibrí rufo. Los machos se anticipan a las hembras por unas 2 semanas para escoger sus territorios y defenderlos al momento de la llegada de las hembras.

Los machos elaboran un riguroso ritual de cortejo para llamar la atención de la hembra, donde ejecuta un performance de movimientos ascendentes a unos 50 metros de altura, seguido por una zambullida directamente hacia la hembra a escasos centímetros del suelo. Esta maniobra la repite de 3 a 5 ocasiones para llamar la atención de su pareja.

Al lograr este primer objetivo, la hembra le indica al macho que ya tiene la mirada sobre él, mostrando su plumaje caudal de color blanco. Durante este despliegue de movimientos, los machos alcanzan una frecuencia aproximada de 200 aleteos por segundo, lo que provoca un profundo zumbido.

Los machos pueden copular con distintas hembras durante cada temporada de apareamiento. El cuidado parental y construcción del nido solo es ejecutado por la hembra, quien defiende ávidamente su territorio. Los nidos son construidos con tela de arañas y liquen.

El promedio de la puesta oscila en dos huevos. Estos eclosionan tras 14 días de incubación. Los pollos están en condiciones de abandonar el nido a la semana de edad.

Comportamiento del colibrí rufo
Comportamiento del colibrí rufo

Importancia y conservación

Se ha descrito que el colibrí rufo tiene relevancia como vectores de polinización, por lo que al igual que otros animales cobra importancia en el crecimiento y desarrollo de determinadas especies de plantas.

Es catalogado por la IUCN como casi amenazado, concretamente consecuencia de la disminución tan pronunciada que ha sufrido Selasphorus rufus en los últimos tiempos. El cambio climático es una de sus principales amenazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *