Kiwi moteado menor (Apteryx owenii), un ave vulnerable

Kiwi moteado menor, Apteryx owenii
Kiwi moteado menor, Apteryx owenii

El Kiwi moteado menor es una pequeña ave de hábitos terrestres. Pertenece a la familia Apterygidae y orden Apterygiformes que, hasta hace pocos años, solo estuvo restringida en una pequeña isla neozelandesa llamada Kapiti. Pero fue reintroducido en otras islas de Nueva Zelanda, donde han logrado establecerse sin la presencia de potenciales depredadores en un efectivo esfuerzo por preservar la especie.

Su nombre científico es Apteryx owenii. En inglés es citada como Little Spotted Kiwi.

Características físicas de Apteryx owenii

La hembra del Kiwi moteado menor suele medir aproximadamente 25 centímetros, siendo el macho ligeramente más pequeño. El peso de estas pequeñas aves promedia los 1.3 kilogramos de masa corporal. Tienen ojos muy pequeños y su pico es largo si se compara con la cabeza del ave.

El plumaje es sumamente denso, suave y muy corto, con una notable apariencia de parecer un tupido pelaje (Aquí todo lo relacionado con plumas de las aves). Las plumas presentan color pardo con pequeñas marcas blanquecinas. Las caudales son tan pequeñas como las del resto del cuerpo. Sus alas son de reducido tamaño, lo que impide la capacidad de vuelo.

Apteryx owenii posee patas grandes y fuertes. Tiene un desarrollado sentido del olfato y del oído, características que les permite orientarse durante las noches en sus actividades cotidianas.

Hábitat y lugar de procedencia

Son nativas de Nueva Zelanda y hasta hace unos años su área de distribución estaba restringida a la isla Kapiti, con una población menor a los 1,000 ejemplares. En un intento por recuperar la especie y llevar la población de estas aves a un número de individuos más estable, fueron introducidos en otras islas más prístinas, adscritas al territorio neozelandés donde en teoría no tendrían predadores.

El hábitat preferido de Apteryx owenii se encuentra establecido en climas templados dentro de bosques siempre verdes, en extensas áreas de vegetación media (matorrales).

Es de hábitos nocturnos y, por encontrarse condicionado a permanecer estrictamente en el suelo, durante el día se mantiene oculto dentro de las madrigueras en la tierra, donde se protege de depredadores y la luz solar.

Durante la noche son muy activos y dependen mayormente del sentido del olfato y su sensibilidad auditiva para orientarse en el terreno, la vista por el contrario está menos desarrollada. El kiwi moteado menor es ferozmente territorial y defienden su hábitat junto a su pareja.

Qué come el kiwi moteado menor

El kiwi moteado menor es omnívoro (puedes conocer mejor a animales omnívoros en este enlace), aunque tiene una clara tendencia a hábitos insectívoros. Su dieta está constituida en mayor proporción de artrópodos de distintos grupos taxonómicos como arácnidos, coleópteros y lepidópteros.

También suelen ingerir gran variedad de hormigas, lombrices halladas dentro de la tierra, larvas de escarabajos y otros pequeños invertebrados que capturan en su zona de alimentación. Con cierta frecuencia se alimenta de frutillas del bosque, recolectando los frutos de caen de los árboles.

Datos sobre su reproducción

Distribución del kiwi moteado menor
Distribución del kiwi moteado menor

Es un ave monógama. Puede establecer un lazo duradero de muchos años con su pareja reproductora, con quien defenderá celosamente su territorio.

Al comienzo de la primavera austral, específicamente en la primera quincena de septiembre, la pareja anida en la madriguera dispuesta para tal fin, a nivel del suelo y oculta en el denso bosque siempre verde.

Ambos padres realizan el cuidado parental, aunque el macho es quien empolla el huevo (1-2 huevos) que, en promedio, tiene anualmente. Durante el proceso de crecimiento del polluelo, padre y madre se abocan a garantizarle la alimentación hasta que cumpla el mes de edad. La cría se adapta a las difíciles condiciones que supone ser un ave no voladora.

El desgaste que supone cada periodo reproductivo es bastante notorio. Buscar alimento para regurgitarlo al polluelo sin poder volar, es uno de los mayores retos a los que se enfrentan estos ejemplares.

Conservación del Kiwi moteado menor

La UICN cataloga a la especie como vulnerable habida cuenta del descenso tan significativo que ha tenido el Kiwi moteado menor en los últimos tiempos, especialmente la gran mortalidad de pollos consecuencia de la depredación, otras amenazas son la baja fecundidad en algunas poblaciones y las enfermedades aviares.