Alojamiento del canario, jaulas

mattasbestos/depositphotos.com

El canario es un animal de muy fácil mantenimiento, no obstante, como ser vivo, va a requerir una serie de atenciones diarias, imprescindibles para asegurar su supervivencia y poder llevar una calidad de vida lo más acorde a su medio natural. Nos referimos a la jaula o accesorio necesario para su alojamiento.

Los canarios vivirán en jaulas especialmente fabricada para su alojamiento, es recomendable que posea buenas dimensiones, con ello conseguiremos que el pájaro se ejercite diariamente, además redundará muy positivamente en su salud, no somos partidarios de que habite en jaulas de dimensiones extremadamente reducidas, según nuestro criterio lo ideal es que cuente con un mínimo de 30 cm de largo, 25 de ancho y 40 de alto. En épocas de muda o apareamiento, será necesario ubicarlo en una jaula de mayores dimensiones.

En el mercado existen gran multitud de modelos de jaulas para canarios, se fabrican con diversidad de materiales, optaremos por aquellas de sencilla manipulación, es decir, que no pesen demasiado y se puedan limpiar sin dificultad. Las realizadas en metal o aluminio, tienen la ventaja de ser muy resistentes y duraderas, además, son bastante cómodas para su desinfección, sin que sufra deterioros frente a las confeccionadas con otros materiales menos resistentes, como es el caso de las de madera. Existen jaulas de gran belleza, en consecuencia muy ornamentales para el hogar, pero tienden a ser muy poco prácticas, pudiendo revestir negativamente en el bienestar del canario.

Las jaulas para canarios deberán de estar provista, en su parte inferior, de un cajón base, donde puedan almacenarse las deposiciones y demás desechos del animal, también ha de contar con una parrilla ubicada por encima del cajón, de esa manera el canario no estará en contacto con la suciedad adherida a la bandeja. Optaremos por aquellas que incorporen un sistema de corredera, tanto para el cajón sanitario, como para la propia parrilla, su finalidad principal es su fácil manipulación, además es una medida de seguridad, evitando que el canario pudiera extraviarse aprovechando un despiste del propietario, obsérvese que mientras limpiamos la bandeja, sin desplazamiento de la rejilla, el animal no se puede escapar.

Es importante que cuente con alguna puerta, necesaria para el manejo del pájaro o la limpieza interna de la jaula, su dimensión no debe ser muy amplía, de lo contrario es fácil que el pájaro, aprovechando su apertura, pudiera darse la fuga.

La mayoría de los fabricantes, incorporan accesorios como comederos, bebederos, soportes, en definitiva, todo aquello que va a precisar el canario para desenvolverse sin inconvenientes en el transcurso de su vida diaria.

Ubicación del canario

El lugar que ubiquemos al animal, debe de contar con suficiente ventilación, es esencial que tenga luz, a ser posible natural, los baños de sol son muy recomendables para su salud, sobre todo en invierno y primavera, además el lugar donde habite, debe de carecer de corrientes de aire.

La temperatura ambiental oscilará sobre los 15 grados, si es excesiva, por ejemplo en áreas muy caldeadas, consecuencia de estar dotadas de soportes calóricos artificiales, no es aconsejable, ya que se manifestará el fenómeno de la falsa muda, también denominado muda patológica, consistente en la pérdida de su plumaje fuera de su periodo habitual. Además un exceso de humedad puede dar lugar a la aparición de hongos y otras infecciones perjudiciales para nuestra ave.

Es necesario manifestar, que el canario puede vivir en condiciones de frío extremo, de hecho muchas personas lo alojan en balcones o galería, donde la temperatura puede oscilar en torno a los 7 grados, incluso menos, en estos casos ha de contar con una buena alimentación, rica en grasas y proteínas, además, como hemos manifestado con anterioridad, deberá permanecer alejado de todo tipo de corrientes de aire y resguardado del agua de lluvia u otros fenómenos naturales.