Cuidados de los canarios, educación y socialización

Foto: Paradais Sphynx

Para una óptima socialización y educación del canario es importante que se integre perfectamente en el hogar familiar, de lo contrario, estará abatido, triste, incluso se comportará demasiado arisco, tanto con los humanos, como con otros animales que pudiesen convivir en el apartamento, además, si el canario es demasiado esquivo, podrá dañarse con los propios barrotes de la jaula en un intento de alejarse de su propietario; este tipo de comportamiento se debe al miedo o desconfianza ante la presencia humana, incluso una manipulación excesiva supone un riesgo por posibles fracturas de patas o alas.

Si queremos que el animal goce de buena vitalidad, es fundamental que permanezca en un lugar tranquilo, le hablaremos en tono suave, incluso le suministraremos frecuentemente, a través de los barrotes de la jaula, alguna fruta de su agrado, con este ejercicio conseguiremos que el canario asimile nuestra presencia como algo placentero, incluso llegará a conocernos, hasta el punto de que si advierte algún extraño, nos lo comunicará emitiendo una serie de vocablos característicos.

Para conseguir una óptima educación y socialización del canario, podemos permitirle que transite libremente por el área donde está ubicada su jaula, así favorecemos positivamente su integración, en efecto, durante algunas horas, y al menos, dos o tres veces por semana, podemos abrirle la puerta de la canariera, para que entre y salga a discreción, incluso si le suministramos algunas semillas, conseguiremos en breve lapso de tiempo acotar la distancia entre ambos, con paciencia llegará a comer en nuestras manos, aunque es importante que puertas y ventanas de la habitación se encuentren totalmente cerradas, téngase en cuenta que un despiste puede suponer la huida del canario y su ulterior extravío.

Si nos hemos encargado del cuidado de los canarios pichones, por ejemplo, por el hecho de que la madre no les proporcione alimentos, canarios huérfanos u otras causas, la socialización y educación del canario será más efectiva, en el sentido de que no dudará en considerarnos como su progenitor y acudirá a nuestra llamada sin ningún tipo de reparos, se posará en nuestro cuerpo e incluso podrá permanecer en el exterior de la vivienda, ya que, aunque se aleje para ejercitarse, para dar grandes vuelos o explorar el entorno exterior, volverá cuando se lo ordenemos, en la medida que reconocerá nuestra voz y nos considerará como parte de su entorno familiar; aunque debemos tener cuidado para que no se desoriente, ya que si se pierde no sabrá volver a su lugar de procedencia, también extremaremos precauciones ante todos los peligros que le puedan acechar en el entorno exterior, sobre todo animales depredadores, como es el caso de las aves rapaces, mamíferos que consumen aves, etc., téngase en cuenta que al estar amansado será presa fácil para este tipo de animales.