Canario doméstico, Serinus canaria domestica. Historia u origen

Canario doméstico, Serinus canaria domestica, historia, origen
Historia y origen del canario doméstico
© Paradais Sphynx

El canario doméstico, Serinus canaria domestica, desciende de una especie salvaje (Serinus canaria) abundante en las Islas Canarias y Portugal, este último se caracteriza por su particular forma de volar, realizando pequeños altibajos a modo de ondulaciones, cuentan con un pico cónico, no alargado, de longitud más pequeña que el canario doméstico y posee un color verdoso con tonalidades amarillentas y grisáceas. Habita en zonas arboladas con abundante agua, aunque no requieren vegetación muy densa, es un animal diurno, territorial, pese a que goza de un alto grado de socialización. Vive en comunidad, a excepción de la época reproductora. Se alimenta principalmente de pequeñas semillas y fruta del bosque.

Se trata de un ave perteneciente a la familia de los fringílidos (Fringillidae), orden Passeriformes y género Serinus.

Historia del canario doméstico

La historia u origen del canario domésticos como pájaro de jaula se remonta a los antiguos habitantes de las Islas Canarias, ya que desde antaño se capturaban, con mucha afición, la variedad o especie silvestre, Serinus canaria, introduciéndolos en pequeñas jaulas con fines de animal doméstico o de compañía. Su historia es un poco confusa, pues existen varias hipótesis sobre el origen y difusión por tierras europeas.

Al final del Siglo XV los españoles conquistaron las Islas Canarias y atraídos por el canto del canario silvestre, comenzaron a traerlos a España, lugar en el que se inició su crianza, primeramente, al parecer, influenciado por los monjes, que dedicaron gran tiempo y esmero a cultivar la raza buscando ante todo conseguir los mejores cantores. Ya con anterioridad, se atribuye a Juan de Bethencourt la exportación de algunos ejemplares a Europa allá por 1402 (concretamente a España y Francia). Incluso hay quienes sostienen que el éxito en cuanto la introducción de canarios a Europa no fue de los españoles, sino gracias a la reina Isabel I, que adquirió algunos ejemplares en 1580, también se le atribuye el nacimiento del primer canario amarillo, fruto de mutaciones consecuencias de  cambios en la alimentación y su entorno.

El canario doméstico, Serinus canaria domestica, no solo se popularizó en España, también, gracias a su exportación tuvo gran impacto en otros países del mundo, especialmente en Francia, Italia e Inglaterra. En aquel momento se trataba de un lujo solo accesible a personas que gozaban de buen poder adquisitivo, se introducían también en jaulas lujosas y eran objeto de gran satisfacción por parte de las damas de la época. El problema, es que solo se exportaba ejemplares machos, eso hacía que el control y monopolio de la venta de canarios domésticos fuese exclusivo de los españoles.

Durante finales  del siglo XVII se estipula que los Italianos y también los ingleses, pudieron hacerse misteriosamente con ejemplares hembras, de esa manera quebró el monopolio de venta exclusivo de España, además originaron mutaciones, concretamente canarios manchados o pios. Otros autores sugieren que un naufragio frente a la isla de Elba, a mediados del siglo XVI, hizo que muchos canarios se asentaran en la isla cruzándose con otros fringílidos,  los italianos con su captura y cría en cautividad rompería con el monopolio exclusivo de España.

Su extensión siguió ocupando otros países europeos como es el caso de Holanda, Alemania o Suiza. Alemania fue muy activo en la cría de canarios doméstico.

Existen autores que manifiestan que  el origen del canario doméstico y su distribución se remonta al siglo XVI, el cual fue clave para la exportación masiva de estas aves, para ello, en un primer momento, se realizaban cacerías en su lugar de origen, estableciéndose determinadas rutas para su distribución por toda Europa, también se criaban en cautividad, lo que fue relevante para no crear un impacto negativo consecuencia de la captura en su medio natural. Los principales demandantes de canarios domésticos fue Flandes, Islas Británicas, Francia y la propia España peninsular.

Ya a finales siglo XVI la canaricultura estaba bastante consolidada, por lo que las transacciones comerciales del Serinus Canaria domestica se realizaban con canarios criados en cautividad y se recurría menos a su recolección del medio natural.

En definitiva, desde épocas lejanas, y sea cual sea su historia, el canario doméstico “Serinus Canaria domestica”, ha estado en permanente contacto con el hombre, en un principio era atraído por una de sus principales características, su facultad canora, incluso se comenzó a trabajar en la creación de diversas razas de canto. Con posterioridad, también sería objeto de admiración la belleza de su plumaje, hasta el punto de que muchos criadores lograron emparejarlos con otro tipo de aves, dando lugar a la gran diversidad de canarios de color y postura existente en la actualidad. Sin olvidarnos de los híbridos que se consiguen fruto del apareamiento con otros pájaros silvestres, como el jilguero, pardillo, verderón…, otra afición para los amantes del mundo de la canaricultura.

Serinus Canaria domestica, un pájaro muy extendido

Probablemente el canario doméstico, Serinus Canaria domestica, es una de las aves en cautividad más extendidas en todo el mundo, su fácil mantenimiento, poco espacio requerido y el dulce canto que emiten, hace que sean pájaros muy demandado, preferiblemente en las ciudades, ya que es un medio de tener cierta conexión con la naturaleza, una buena opción que elimina el estrés originado por las grandes urbes de hormigón, los ruidos de los vehículos o todos aquellos factores que demandan un gran esfuerzo cognitivo.

Vídeo del Serinus canaria domestica

Canario doméstico de color rojo intensivo.

Una respuesta a «Canario doméstico, Serinus canaria domestica. Historia u origen»

Los comentarios están cerrados.