Playero solitario (Tringa solitaria), un ave asociada al agua

Playero solitario, Tringa solitaria
Playero solitario, Tringa solitaria

El Playero solitario o Tringa solitaria (en inglés Solitary Sandpiper) es un ave playera de hábitos migratorios. Se mantiene en las costas, tanto en su lugar de origen como en su destino de migración.

Prefiere los humedales, un hábitat seriamente afectado por la intervención antrópica. Es además un efectivo controlador de insectos considerados como plagas por los humanos.

Morfología del playero solitario

Su aspecto general es el de un ave mediana, con plumaje suave. El pico es delgado, bien definido, recto; las patas son de tono verdoso. El cuello también es mediano, proporcional a su cuerpo, de tono oscuro. Ambas subespecies tienen anillo ocular blanco. Al vuelo, se observa el vientre blanco y la parte de debajo de las alas más bien oscuras. Miden entre 19 y 23 centímetros de largo total y su peso promedio es de 48 gramos.

El dimorfismo sexual se observa por la longitud y el peso, siendo la hembra más grande y pesada que el macho.

La subespecie T. solitaria solitaria es de color marrón oscuro en el dorso, Mientras que la T. solitaria cinnamomea es, más bien, de color oliváceo, con manchas moteadas en las plumas primarias.

Dónde vive. Distribución del playero solitario

Distribución del playero solitario
Distribución del playero solitario

Oriunda de Estados Unidos, se extiende ampliamente por su territorio. Se reproduce entre Canadá y Alaska. Fuera del periodo reproductivo, durante la temporada más fría, suelen migrar a otras áreas geográficas.

La Tringa solitaria solitaria es la subespecie que se ubica hacia el oriente del territorio estadounidense. Esta migra hacia Centro y Suramérica, así como hacia las montañas rocosas de su país de origen.

El ejemplar propio del occidente de los Estados Unidos es la Tringa solitaria cinnamomea que migra por el Mississippi, América central y los países andinos de Suramérica, alcanzando a llegar incluso a Argentina.

El playero solitario se ubica cerca de cuerpos de agua dulce. Se le puede encontrar en amplias charcas, en costas de lagos o en vertientes de ríos. Los humedales son parte de sus lugares preferidos ya que en ellos es más sencillo encontrar abundante alimento.

Alimentación de Tringa solitaria

Buscan alimento en aguas poco profundas, suele ser visto al playero solitario en pequeños grupos en las costas de lagos y grandes charcos de agua dulce.

Se han descrito, básicamente, carnívoros. Consumen todo tipo de insectos, desde orugas hasta mosquitos. También consumen invertebrados tanto terrestres como acuáticos. Pueden cazar renacuajos, pequeñas ranas (tenemos información de las ranas muy interesante), caracoles que han sacado de sus caparazones, entre otros.

Para cazar, esta ave remueve el fondo de los charcos y costas donde se encuentra. Mientras los pequeños especímenes intentan escapar, el playero solitario los arrebata del lugar con su fuerte pico.

Reproducción de Tringa solitaria

Estos ejemplares son monógamos. El macho elige el sitio de anidación y la hembra arregla el nido durante el periodo de cortejo y copulación. Como dato curioso, los playeros solitarios no hacen el nido, sino que escogen alguno abandonado y solo se encargan de ajustarlo a sus necesidades. Generalmente eligen nidos que se encuentran a más de metro y medio de altura, alejados de la costa. Eso sí, en lugares donde hay abundancia de alimento. Los machos llaman a las hembras y exhiben su plumaje nupcial o reproductivo (Accede al comportamiento de las aves en celo).

Anidan desde finales de mayo, extendiéndose hasta junio para los ejemplares que se reproducen en Ontario, Canadá. La media de la puesta es de 4 huevos, siendo el rango máximo de 5 y el mínimo de 3 huevos. El periodo de incubación se extiende hasta por 24 días.

Los pichones no tardan en salir del nido. Una vez que sus plumas se han despegado correctamente emprende sus primeros vuelos. Se desconoce el cuidado parental una vez ocurrida la eclosión de los pichones.

Otros datos de interés

El playero solitario es un ave integrado en el orden Charadriiformes, familia Scolopacidae (escolopácidos). Actualmente están reconocidas 2 subespecies nombradas con anterioridad.

El playero solitario está catalogado como “preocupación menor”, habida cuenta de que su población (ver tema concerniente a población y sus características) permanece bien conservada, no obstante se estima que la tasa poblacional está decreciendo en los últimos tiempos.