Paloma común (bravía), Columba Livia

Paloma común, paloma bravía, Columba Livia
Paloma común, Columba Livia
Imran Shah/CC BY-SA 2.0

La paloma común (paloma bravía) es un ave bastante frecuente en entornos urbanos, su interacción con los humanos es tan aceptable que se ha adaptado a permanecer junto a los mismos, por lo que avistarla (variedad doméstica) no ofrece mayor dificultad. Su nombre binomial es Columba Livia, está clasificada en el orden Columbiformes y familia Columbidae. Se reconocen, según algunos sistema de clasificación, 9 subespecies:

  • Columba livia dakhlae
  • Columba livia gaddi
  • Columba livia gymnocycla
  • Columba livia intermedia
  • Columba livia livia
  • Columba livia neglecta
  • Columba livia palaestinae
  • Columba livia schimperi
  • Columba livia targia Geyr

Es relevante destacar que tanto la paloma común (bravía) como la doméstica constituyen la misma especie, la diferencia está en que la primera vive en lugares más salvajes, es decir, alejada de áreas urbanas, la segunda, como su nombre indica, mantienen una relación más estrecha con el entorno humano y existe más variedad en cuento el plumaje.

Descripción física Columba Livia

El color dominante en el cuerpo de la paloma común es grisáceo, el cual está presente especialmente en la cabeza, pecho, espalda y cuello. Existen matices más brillantes en las plumas situadas en el cuello y en las alas. Estos matices presentan un color amarillento, verdoso, rojo o púrpura rojizo. En la parte superior de las alas se pueden apreciar dos bandas alares oscuras, la cola es igualmente más oscura, con una franja caudal negra.

La paloma común es un ave con un peso que puede superar llegada a la adultez los 300 gr. Su envergadura comprende de 30 a 34 cm.

Hábitat de la paloma común

Esta especie puede vivir cómodamente en diversos entornos, abarcando desde sabanas, selvas, desiertos o matorrales. Igualmente frecuentan sembradíos de agricultores o lugares donde abunda la vegetación. En las ciudades habitan en las partes altas de los edificios. Son más ariscas aquellas que permanecen alejadas de zonas urbanas (poblaciones salvajes).

Reproducción

El sistema de reproducción de Columba Livia es monógamo. No existe una época reproductiva establecida durante el año, por lo que pueden aparearse en cualquier momento. Las nidadas pueden llegar hasta tres en un mismo período reproductivo. El número de huevos por puesta oscila en dos unidades.

Ambos sexos contribuyen en la construcción del nido, incubación y alimentación de los pichones. Los huevos tienen un promedio de eclosión de 19 días. Igualmente en ambos sexos la madurez sexual de la paloma bravía llegará en el trascurso 4,5 meses.

Comportamiento de la paloma común

Son aves diurnas que forman grupos para alimentarse, descansar o tomar la luz del sol. No son migratorias, por lo que permanecen siempre en las mismas áreas geográficas. Se ha reportado el cruzamiento de individuos salvajes con aquellos pertenecientes a poblaciones domésticas como bastante usual.

Alimentación

En estado salvaje, la dieta de la paloma común, Columba Livia, se basa mayoritariamente en grano.

Las palomas que viven en las ciudades y lugares semiurbanos se han adaptado para incluir en su dieta resto de comida que aprovechan de los humanos.

Distribución de la paloma bravía

La distribución de la paloma común es bastante amplia. La especie tiene sus orígenes en el sur de Asia, Europa y África, sin embargo, a causa de su introducción en muchas otras zonas geográficas, Columba Livia puede avistarse en otros lugares que escapan de su rango de procedencia.

Conservación de Columba Livia

En la actualidad, Columba Livia es evaluada como preocupación menor, puesto que su distribución y población es abundante, aunque parece que las poblaciones salvajes están decreciendo en los últimos tiempos, su principal causa es la hibridación con la paloma doméstica y otras especies también salvajes. La caza constituye igualmente una amenaza que puede mermar su tasa poblacional.

La paloma común cuenta con depredadores como zarigüeyas, mapaches, búhos y otras aves rapaces, entre las que se encuentra las lechuzas, halcones peregrinos o gavilanes.