Bengalí cebra, Amandava subflava, información y cuidados en cautividad

Bengalí cebra, Amandava subflava
Bengalí cebra, Amandava subflava
Derek Keats/CC BY 2.0

Características del bengalí cebra

Amandava subflava es una especie de pequeña ave cantora presente en el continente africano. En castellano es conocida como bengalí cebra.

Esta pequeña ave posee un cuerpo de aproximadamente 9-10 centímetros y, al igual que en otros miembros del género, los machos destacan por poseer un plumaje más llamativo y brillante que las hembras.

El bengalí cebra luce un plumaje gris verdoso por el dorso, la cabeza y las alas. Los machos exteriorizan una franja roja horizontal en la cabeza a la altura de los ojos. La zona pélvica adquiere una tonalidad rojiza. El vientre adopta una coloración anaranjada, y son características unas franjas verticales blancas y grisáceas en los flancos. Finalmente la cola es corta y de color gris.

El pico es de tonalidad roja tanto en ejemplares machos como en hembras. Los primeros emiten vocalizaciones sonoras a modo de cantos.

Hábitat y actividad del bengalí cebra

Habita en zona de sabana o vegetación baja, pudiendo también localizarse al bengalí cebra en zonas áridas y pedregosas, siempre que dispongan de alimentos y agua en las proximidades.

Presentan un comportamiento gregario, formando pequeños grupos que también acostumbran a anidar juntos.

Esta especie se puede localizar en rangos de altitudes que van de los 200 a los 2000 metros.

Qué come Amandava subflava

La alimentación de esta especie es omnívora, destacando en su dieta las semillas y pequeños brotes, en menor medida algunos tipos de invertebrado como es el caso de anélidos.

Reproducción y desarrollo de los nuevos ejemplares

Dado su amplio rango de distribución, la reproducción es variable en función del área geográfica donde habite.

El bengalí cebra puede reutilizar nidos de otras especies o construir nidos herbáceos en matorrales y pequeños árboles. La puesta se compone de cuatro a seis huevos, que incuban ambos progenitores. La eclosión se produce sobre los 11 días

Los pollos son alimentados y criados por ambos padres. Abandonan el nido entre las dos y tres semanas de vida, tiempo que concluye el emplume, precisan de algunas semanas más para poder llevar una vida independiente. El plumaje de adulto es adquirido a la edad de 3 meses.

Nombre común

Esta especie de ave es conocida en español como bengalí cebra, nombre que también adopta en inglés “Zebra Waxbill”, aunque también se cita como Orange-breasted Waxbill que significaría bengalí de pecho naranja.

Cuidados en cautividad

Alimentación

Al tratarse de un ave exótica, su alimento base es las mixtura especial para pájaros exóticos, al que ha de complementarse con vegetación, pasta insectívora o insectos vivo en periodo de cría y ejemplares jóvenes. Gravilla y minerales ayudan a digerir los alimentos y son de utilidad como complementos nutricionales.

Alojamiento, la jaula

Son aves sociables, por consiguiente pueden mantenerse en grupos, incluso con otros pájaros de especies afines, siempre que cuenten con suficiente espacio para ello.

En época reproductiva, mejor mantener al bengalí cebra en parejas, salvo que se cuente con instalaciones muy grandes. No soportan el frío, por lo que hay que ubicar las jaulas en ambientes cálidos. Son muy activos y se acostumbran con facilidad a la presencia humana.

Si se pretende reproducir con el bengalí cebra es importante disponer de una jaula espaciosa y nidos tipo caja cerrada o similares, con orificio de entrada y salida. Pueden realizar más de una nidada al año.

Estado de conservación y protección. Distribución

Distribución del bengalí cebra, Amandava subflava
Distribución del bengalí cebra
Amandava subflava

Amandava subflava se distribuye desde el sur del desierto de Sáhara, expandiéndose hasta Sudáfrica, y englobando a todos los países de este a oeste en mayor o menor medida.

También se ha descrito la presencia del bengalí cebra en la península arábiga, donde se cree que ha sido introducido a partir de animales exportados desde África.

Destacan dos amenazas principales, la primera asociada a la destrucción de su hábitat natural, y la segunda a la comercialización de la especie como animal doméstico enjaulado.

Pese a estas amenazas, se cree que la población de Amandava subflava se mantiene estable, de hecho sigue gozando de un enorme territorio donde asentarse (más de 20 millones de kilómetros cuadrados). La Lista roja de IUCN tiene incluida a la especie como bajo preocupación menor.

Clasificación. Taxonomía de Amandava subflava

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral.

Superclase: Tetrapoda, tetrapodos.

Clase: Aves

Orden: Passeriformes, paseriformes

Familia: Estrildidae, estríldidos

Género: Amandava

Especie: Amandava subflava. Vieillot, 1819

Subespecies:

Amandava subflava clarkei
Amandava subflava niethammeri
Amandava subflava subflava