Focha común, Fulica atra, bello ave asociado al agua

Focha común, Fulica atra
Focha común, Fulica atra
Stanze (flickr.com)/CC BY-SA 2.0

La focha común es un ave que habita en entornos dulceacuícolas. Está taxonómicamente clasificada dentro de la Familia Rallidae y con amplio rango geográfico de distribución de su población. Es fácilmente distinguible por su plumaje de color negro muy intenso sin bandas alares y su pico blanco.

Características físicas de la focha común

Fulica atra puede alcanzar una talla de 45 cm y un peso de aproximadamente 500 g. Existe dimorfismo sexual en las fochas comunes, concretamente determinado por el tamaño según sexo. De este modo, las hembras adultas son un poco más pequeñas que los machos.

La coloración del iris es de un tono rojo muy sólido, sin anillo ocular, mientras que el de los juveniles es de tonalidad marrón.

El plumaje de los adultos es de color negro intenso, sin barras alares ni marcas distinguibles. Sus piernas son de tono verde amarillento y las patas de coloración gris, destacan por la presencia de dedos lobulados y alargados. Los ejemplares juveniles tienen un plumaje de tonalidad más pálida, semejante a un gris claro, con la garganta blanca y pecho muy claro, piernas pálidas y patas en gris oscuro.

Poseen alas cortas, de aproximadamente 220 mm en machos y 211 mm en las hembras, pero notablemente anchas.

Está adornado con una especie de escudo que les protege la frente. Este adorno se extiende desde la base del pico en su parte superior hasta el comienzo del píleo. Los juveniles tienen tanto el pico como el escudo en tonalidad marrón claro.

Dónde vive la focha común

La focha común está distribuida dentro de un amplio rango geográfico, comprende territorios desde el sureste asiático, Australia, India, norte de África, Europa, Eurasia, y Asia central.

Su hábitat está definido por zonas asociadas a cuerpos de agua con abundante vegetación emergente en las regiones litorales, donde suelen protegerse de los depredadores y anidar. Las poblaciones de focha común que residen en África y parte de la indochina, anidan en toda la franja que abarca desde Europa del Este hasta China. El resto de las poblaciones de este género son residentes.

Alimentación de elección de Fulica atra

La especie Fulica atra es de hábito diurno, plenamente vinculadas a cuerpos de agua dulce. Se alimentan la mayor parte del tiempo dentro de los espacios acuáticos. Son omnívoras (aquí puedes encontrar más datos sobre animales omnívoros) y su dieta se compone de:

– Muchos invertebrados como insectos acuáticos o pequeños crustáceos.

– Brotes de plantas emergentes (por encima o debajo de la superficie).

– Semillas y frutos, entre otros elementos dentro de su entorno que puedan sumar nutrientes.

La focha común puede sumergirse y bucear para conseguir una fuente extra de proteínas ingiriendo peces y pequeños anfibios. Rara vez salen del agua para alimentarse.

Biología reproductiva

Son pocos los registros que informen acerca de los hábitos reproductivos de estas aves, en especial el cortejo. Se sabe que son muy temperamentales y territoriales, y pueden entablar serias disputas con otras fochas, así como con individuos de otras especies que se hallen cercanos a su territorio.

Se ha descrito que tanto el macho como la hembra construyen un nido muy estable con carricillos y otros recursos como pequeñas ramas. El promedio de huevos por puesta es de unos 7 u 8 en cada etapa reproductiva (puedes informarte en profundidad sobre biología reproductiva de aves en general). Ambos padres se involucran en el cuidado de los huevos y de los pichones, a quienes alimentan por turnos. La eclosión de los huevos tiene lugar aproximadamente tras 22 días de incubación. Los pichones logran abandonar el nido entre las 8 y las 9 semanas de edad. Los ejemplares juveniles alcanzan la madurez sexual aproximadamente pasados los 12 meses de vida.

Datos adicionales

Se trata de un ave perteneciente al orden Gruiformes y género Fulica. Se han descrito tres subespecies:

  • Fulica atra atra
  • Fulica atra australis
  • Fulica atra lugubris

Para concluir, es necesario destacar la buena distribución y conservación por la que atraviesa la focha común. Aunque existen ciertos peligros sobre esta especie como la contaminación, perturbación de su hábitat, caza, determinadas enfermedades o la depredación.