Carbonero garrapinos, Periparus ater, y sus bellos coloridos

Carbonero garrapinos, Periparus ater
Carbonero garrapinos, Periparus ater
Pete Beard/CC BY 2.0

El carbonero garrapinos, Periparus ater, es un ave de pequeño tamaño perteneciente al orden Passeriformes y la Familia Paridae, cuenta con una muy amplia área de distribución geográfica en toda la región de Eurasia. También está presente en algunas regiones al norte del continente africano.

Debido al comportamiento estacional o sedentario en algunas de las poblaciones de esta especie a lo largo de las regiones que habita en el paleártico, se ha diversificado numerosas subespecies, así tenemos:

  • Periparus ater abietum
  • Periparus ater aemodius
  • Periparus ater ater
  • Periparus ater atlas
  • Periparus ater britannicus
  • Periparus ater chorassanicus
  • Periparus ater cypriotes
  • Periparus ater derjugini
  • Periparus ater eckodedicatus
  • Periparus ater gaddi
  • Periparus ater hibernicus
  • Periparus ater insularis
  • Periparus ater kuatunensis
  • Periparus ater ledouci
  • Periparus ater martensi
  • Periparus ater melanolophus
  • Periparus ater michalowskii
  • Periparus ater moltchanovi
  • Periparus ater pekinensis
  • Periparus ater phaeonotus
  • Periparus ater ptilosus
  • Periparus ater rufipectus
  • Periparus ater sardus
  • Periparus ater vieirae

Cómo identificarlo

El carbonero garrapinos en un paseriforme de pequeña talla que no supera los 12 centímetros de largo, mientras que su envergadura es de aproximadamente 21 centímetros. Su aspecto es muy llamativo, en una combinación de contraste muy peculiar. La cabeza, incluyendo la garganta, es de color negro intenso, con una mancha blanca que comienza desde la comisura del pico en forma creciente y triangular, pasando por las mejillas hasta la base de la nuca. Detrás de la nuca posee una pequeña marca blanca.

Tanto las alas como el dorso del Periparus ater presentan una coloración grisácea, con un par de barras alares de color blanco, a excepción de las primarias de vuelo posterior a la segunda barra alar, donde las plumas se tornan de una tonalidad parda, similar a la coloración de las caudales.

El pecho y vientre es de un color blancuzco o blanco sucio, con costados ligeramente rufos de una intensidad variable según la edad y época del año. Las extremidades inferiores son grisáceas.

Área de distribución

Distribución del Carbonero garrapinos
Carbonero garrapinos

Esta especie tiene una extensa área de distribución a través de todo el eje paleártico, desde la península ibérica hasta el centro de Asia, con algunas poblaciones en el norte del continente africano.

En España está presente en casi todo el territorio exceptuando las islas Canarias y las Baleares, así como algunas regiones en el extremo suroccidental dentro del país.

Hábitat de elección de Periparus ater

Tiene un hábitat tan extenso como variado, presente en todos los pisos altitudinales con cobertura vegetal. Tienen preferencia por bosques antiguos y densos, con vegetación media o alta, preferiblemente de coníferas. También es común hallar la presencia de esta pequeña ave dentro de bosques caducifolios compuestos por hayas, abetos, y abedules. Puede ser tolerante a espacios con intervención humana, como parques y jardines. En raras ocasiones se les puede ver forrajeando en niveles bajos como sotobosques compuestos por pequeños arbustos.

Existen poblaciones de Periparus ater, que tienen movimientos migratorios hacia zonas de invernada a lo largo de una franja territorial al sur del paleártico.

Qué come el carbonero garrapinos

Es un ave de hábitos diurnos que se alimenta forrajeando en los distintos estratos del bosque, exceptuando el suelo, donde es una extrema rareza verlo. Esta especie es casi exclusivamente insectívora con una dieta rica, ya que consume una amplia variedad de insectos en estado adulto y larvario. También puede cazar pequeños arácnidos.

Durante la época entre el otoño y el invierno, los artrópodos se ven mermados en número, de manera que se ha citado que puede alimentarse de semillas para el complemento de sus dieta.

Reproducción del carbonero garrapinos

El periodo reproductivo del carbonero garrapinos tiene lugar desde el mes de abril hasta junio, con un promedio de dos puestas por año. La cantidad de huevos por puesta oscila entre los 6 y 9 huevos. Estos son incubados por la hembra en el transcurso de 13 a 14 días, tras el nacimiento de los pollos, el macho se involucra a facilitarles alimentos, y a partir de los 18 días los pollos están en condiciones de dejar el nido.

No es una especie longeva, teniendo un promedio 3 a 4 años de vida, motivo por el cual estas pequeñas aves comienzan a nidificar cumplido su primer año de edad.

Los nidos los construyen en las bifurcaciones elevadas en los árboles, pero también puede hacerlos en paredes construidas por el hombre y otras estructuras de origen antrópica, incluyendo cajas de nidificación. Suelen ser estructuras compactas construidas con plumas, pelos, tela de araña, liquen y musgo.