Estás aquí: Inicio » Paseriformes » Cardenalito de Venezuela, Spinus cucullatus, y su rojo intenso

Cardenalito de Venezuela, Spinus cucullatus, y su rojo intenso

Cardenalito de Venezuela, Spinus cucullatus
GrrlScientist(www.flickr.com)/CC BY-SA 2.0

El cardenalito de Venezuela es un ave paseriforme perteneciente a la familia Fringillidae. Este hermoso pájaro, nativo del norte de América del Sur, también se le conoce con otros nombres comunes como pireno rojo, rosaito y jilguero rojo. Su nombre científico es Spinus cucullatus. Debido a su gran belleza y docilidad esta especie ha sido comercializada en forma desmedida y hoy en día se encuentra en situación comprometida.

Características del cardenalito de Venezuela

Es un ave pequeña que puede medir entre 10 y 11,5 centímetros de longitud. El macho tiene la cabeza, el cuello, las alas y la cola de color negro azabache y todo el cuerpo de color rojo intenso. Los ojos son de color ámbar. Las hembras tienen la cabeza, el dorso, el cuello y los flancos de color uniforme gris ceniza, solo presentan el color rojo escasamente en el pecho y obispillo. Los jóvenes presentan colores parecidos a la hembra pero con un gris más apagado.

El cardenalito de Venezuela emite cantos y llamados complejos. Los dos sexos hacen sonidos que duran entre dos y tres minutos sin interrumpirse. Estos reclamos están relacionados casi siempre con el apareamiento y los realizan estando posados o en vuelo.

Hábitat y distribución geográfica

Dónde vive el cardenalito de Venezuela, Spinus cucullatus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Es nativo de Venezuela en los estados centro-occidentales y costeros en el norte del país. También se encuentra al este de Colombia y en Guyana. El cardenalito de Venezuela se introdujo en Puerto Rico y Cuba debido a ejemplares escapados del cautiverio.

Vive en paisajes abiertos, en áreas semiáridas con árboles dispersos, sabanas, colinas, llanos y en los bosques semihúmedos de Venezuela. En Colombia se ha encontrado en bosques entre 1.744 y 3.100 metros sobre el nivel del mar.

Alimentación del cardenalito de Venezuela

Esta hermosa ave se alimenta de tallos tiernos, semillas que busca en los árboles y en la vegetación y de pequeños insectos.

Reproducción de Spinus cucullatus

En Colombia anida en octubre y en Venezuela suelen anidar en dos temporadas: de marzo a abril, y posteriormente entre agosto y septiembre. En Guayana los meses para la reproducción son de mayo a julio y luego de noviembre a diciembre. La temporada depende y coincide con la producción de semillas de las plantas de las cuales se alimentan.

El cortejo se realiza a través de vuelos nupciales donde las parejas semejan el vuelo de las mariposas. Su comportamiento es territorial y generalmente existen rivalidades entre los machos en esta época. Después que las parejas se establecen, permanecen cerca del lugar de anidación, que normalmente son colonias formadas por grupos pequeños y separados entre sí por espacios de al menos 30 metros.

El cardenalito de Venezuela construye sus nidos en forma de copa, bien camuflados en las ramas más altas de los árboles. La hembra hace el nido usando musgo, ramas, hierbas secas, etc. a veces roba material del nido de otra hembra. El macho solo ayuda recolectando lo necesario para la construcción. Suelen poner entre 2 a 3 huevos blancos o verdosos que son incubados por la hembra por doce días aproximadamente.

El macho, mientras tanto, se encarga de alimentarla y de defender el territorio de posibles enemigos y pájaros invasores. Los polluelos después que nacen permanecen en el nido por 15 días, la hembra entonces construye otro nido y hace una segunda puesta. Entre tanto el padre se ocupa del cuidado de los polluelos hasta que son independientes.

Conducta de Spinus cucullatus

Spinus cucullatus es un pájaro seminómada y territorial. Se puede ver solo o en pareja en temporada de reproducción. Cuando están en grupos suelen ser de 12 a 13 ejemplares. El cardenalito de Venezuela es muy inquieto, siempre está en movimiento.

En cautiverio es un animal cariñoso, confiado, muy alegre y cantarín.

Condición actual del cardenalito de Venezuela

Los criadores de aves lo buscan debido a su gran belleza y docilidad. Los primeros ejemplares los llevaron a Europa en el siglo XVIII donde fueron descritos por primera vez. En Alemania se hizo muy común la cría de esta ave a partir de 1870. Se comercializó a través de varias casas especializadas en Hamburgo y en Londres. Sus plumas se llegaron a utilizar en forma desmedida como adornos para sombreros a mediados de siglo pasado

En la actualidad las prácticas de captura y comercio ilegal se mantienen y han causado un fuerte impacto en la densidad poblacional de la especie. Muchas veces son capturados para producir híbridos con canarios, en la búsqueda de producir canarios rojos, esto se llama canaricultura de color.

Debido a lo anterior, Spinus cucullatus es en un ave muy codiciada y se ha llegado a convertir en un auténtico negocio a nivel internacional.

La destrucción de su hábitat por la extracción de madera es otra amenaza que sufre el cardenalito de Venezuela. Este ave está protegida por las leyes venezolanas y su comercio está regulado por el CITES, sin embargo, está cataloga como una especie en peligro de extinción según La IUCN.

Taxonomía

Taxonomía del cardenalito de Venezuela, Spinus cucullatus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Vídeo del cardenalito de Venezuela

Referencias

  • Casler, C. (1992).
  • Gutiérrez, J. (2017).
  • Vídeo: Paradais Sphynx