Mirlo, Turdus merula, un ave observable en zonas urbanas

Mirlo, Turdus merula
Mirlo, Turdus merula
Phil Gayton/CC BY 2.0

Características del mirlo común

Turdus merula, más conocido como mirlo, es una especie de ave clasificada en el orden de los paseriformes, a su vez incluida en la familia de los túrdidos.

Esta especie de zorzal ronda los 25 centímetros de longitud, con un arco de 24 a 29 centímetros, lo que lo convierte en un ave de tamaño mediano. Pueden alcanzar los 125 gramos de peso, aunque lo normal es que se sitúen ligeramente por encima de los 100 gramos. La envergadura del mirlo oscila los 34 a 38 centímetros.


Los machos presentan un plumaje completamente negro, cuentan con un pico amarillo anaranjado, y sus ojos están rodeados de un anillo amarillo contrastado.

Las hembras, por su parte, presentan un plumaje marrón con un pico de una tonalidad marrón más oscura que el plumaje del cuerpo. Al igual que el macho posee un anillo periocular de tono grisáceo que no destaca en el conjunto.

Hábitat y comportamiento del mirlo

El Turdus merula presenta un comportamiento de cohabitación con el ser humano donde es más habitual observarlo. También se puede encontrar en zonas de cultivo con vegetación media-alta como bosques o matorrales.

Su mayor presencia en áreas urbanas se debe a que la existencia de alimentos aptos para esta especie es abundante y de fácil consecución, por lo que su gasto energético es menor.

El macho es el único que posee la capacidad de efectuar cantos, siempre desde lugares elevados y sin moverse, que comienzan antes de que amanezca. No suelen mostrar un patrón claro de canto.

El mirlo no supera los 2.300 metros de altitud, siendo lo habitual encontrarla entre los 900 metros de cota.

Alimentación de Turdus merula

Posee una dieta muy rica, de tipo omnívora, alimentándose de lombrices y pequeños insectos, también tiene predilección por las frutas y granos desde el momento estival hasta el invierno, cuando aprovechan a alimentarse de frutos de diversas plantas como cerezos o acebos.

Por ello, el mirlo tiene una gran importancia ecológica al permitir la diseminación de semillas.

Reproducción y desarrollo de las crías

El Turdus merula presenta una reproducción ovípara que se inicia en febrero con la construcción del nido por parte de la hembra, en bajas cotas de árboles y otras estructuras.

Esta especie llega a realizar de dos a seis puestas entre primavera y verano, cada una de ellas con unos 2 a 5 huevos (el máximo conocido es de 24 huevos en un año), iniciándose la incubación antes de la puesta del último huevo. La hembra es la única que incuba, aunque se ha visto a algunos machos recostarse sobre los huevos. La incubación dura unos 12 a 15 días (unos trece días de media).

Los nuevos ejemplares de mirlo nacen ciegos y sin plumas, si bien a las dos semanas del nacimiento ya se vuelven independientes, no obstante, durante el primer mes de vida suelen ser alimentados por los padres.

Nombre común

En español es nombrado como mirlo común, mirlo negro o simplemente mirlo, mientras que en inglés es conocido como Common Blackbird, traducción literal de mirlo común o Eurasian blackbird que se traduciría como mirlo euroasiático.


Distribución geográfica de Turdus merula

Distribución del mirlo, Turdus merula
Distribución del mirlo

Esta especie se localiza en todo el continente europeo y parte de Asía, encontrándose desde las islas Canarias por el oeste, hasta la zona sureste de China. También está presente en algunas áreas de África.

Por lo general, es una especie residente, aunque se han observado poblaciones temporales en la península arábiga y noreste de África por el sur, o Groenlandia y Canadá por el noroeste.

Se ha realizado la introducción del mirlo en Australia y Nueva Zelanda donde se han establecido sin problemas.

Estado de conservación y protección

Entre sus depredadores naturales se encuentran principalmente las aves rapaces, y en menor medida reptiles y mamíferos. Dentro del impacto humano la actividad cinegética y la destrucción del hábitat natural parece estar teniendo un impacto negativo en la especie.

Pese a ello, se cree que la población del mirlo se está viendo aumentada y por ello tanto en la lista roja de la IUCN como en la de España, la especie está considerada como “bajo preocupación menor”.

En la actualidad, el mirlo se encuentra incluido en la directiva europea de aves, aunque no se están llevando a cabo medidas específicas de protección. No obstante, se ha propuesto fomentar las actividades agrícolas tradicionales para preservar la especie.

Clasificación. Taxonomía

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral.

Superclase: Tetrapoda, tetrapodos.

Clase: Aves

Orden: Passeriformes, paseriformes

Familia: Turdidae, túrdidos

Género: Turdus

Especie: Turdus merula. Linnaeus, 1758

Subespecies:

Turdus merula aterrimus
Turdus merula azorensis
Turdus merula cabrerae
Turdus merula intermedius
Turdus merula mandarinus
Turdus merula mauritanicus
Turdus merula merula
Turdus merula sowerbyi
Turdus merula syriacus

Referencias

– ITIS (Visitado septiembre 2018)
– IUCN (2016)
– Libro Rojo de las aves de España (2004)
– Butchart S., Ekstrom J., Symes A. (2014)
– Hatchwell B., Chamberlain D., Perrins C. (2008)
– Fudickar y Partecke (2012)
– Karakaya y Arikan (2015)
– Preault M., Chastel O., Cezilly F., Faivre B. (2005)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *