Pingüino emperador, Aptenodytes forsteri

Pingüinos emperador

Características y descripción del Pingüino emperador

El pingüino emperador, Aptenodytes forsteri, es una especie de ave perteneciente a la familia Spheniscidae. Junto con el pingüino rey (Aptenodytes patagonicus) conforman las únicas dos especies vivientes del género Aptenodytes.

Los adultos de esta especie alcanzan una altura entre los 110 y los 130 cm. Tienen un peso que oscila entre los 22 y los 37 Kg, el cual cambia de acuerdo a la etapa de su ciclo reproductivo. El dorso, la cabeza, el cuello, la parte dorsal de las alas y la cola son de un color negro intenso. La parte ventral es blanca satinada desde la parte alta del pecho hasta el abdomen e incluye la parte interna de las alas. Cuenta con parches auriculares de color amarillo brillante que se desvanece a medida que se mezcla con las plumas blancas del pecho. La mandíbula superior es negra y la inferior puede llegar a ser rosada, naranja o lila. Los juveniles tienen un suave plumaje gris con una cabeza negra y parches blancos alrededor del ojo y en las mejillas.

El pingüino emperador presenta un cuerpo fusiforme, con fuertes extremidades anteriores que le ayudan a la propulsión y buceo en el agua, las patas son cortas, palmeadas y de gran utilidad en la locomoción, ya que están provistas de fuertes garras que se enclavan más fácilmente entre el grosor de la nieve y el hielo; poseen cola corta y rígida con funciones de timón, el cuello es pequeño y el pico fino y también pequeño si se compara con el resto del cuerpo.

El pingüino emperador puede considerarse una de las especies dentro del orden Sphenisciformes que más se ha adaptado a vivir en ambientes de frío extremo, sus plumas y plumón les resguardan frente al viento y el frío

Alimentación del Pingüino emperador

Los pingüinos emperador comen principalmente crustáceos, peces y cefalópodos. Las proporciones de presas que toman varían estacional y geográficamente, dependiendo de la abundancia de recursos en la zona. Los crustáceos de los cuales se alimentan son anfípodos y eufausiáceos, los cuales llegan a conformar hasta el 75% de su dieta.

Estas aves buscan sus presas en el océano abierto, en polinias libres de hielo o en grietas de marea en el hielo fijo. Se tienen registros que pueden llegar a zambullirse hasta profundidades de 400 a 450 metros y viajar de 150 a 1000 Km en un solo viaje en búsqueda de alimento. Cazan en grupos y permanecen todo el tiempo en el agua, hasta llegada la época de reproducción y muda.

Reproducción de los pingüinos emperador

Los pingüinos emperador son monógamos durante cada temporada de apareamiento. Si bien algunos individuos forman una nueva pareja cada año, hay otros que la mantienen por una e incluso dos temporadas más. Los machos llegan al lugar donde anidan antes que las hembras y comienzan a exhibirse extáticamente frente a ellas. Existe gran competencia entre las hembras por el acceso a los machos, ya que estas tienen una proporción mayor en la población.

El viaje a las áreas de reproducción comienza en época invernal, que es cuando abandonan el mar y comienza su migración en grandes colonias a las áreas de reproducción, el viaje suele ser largo, y durante su duración no se alimentan, deambulan en fila, algunas veces con locomoción bípedas, otras veces arrastrándose sobre su vientre; durante la migración solo paran para descansar. En marzo o a primeros de abril, es cuando se forman las parejas y se produce el apareamiento; existe comportamiento de cortejo entre progenitores y la comunicación mediante vocalizaciones es muy importante, sobre todo para que las parejas puedan identificarse sin dificultad, ya que no anidan, ni presentan conductas de tipo territorial, más bien es todo lo contrario, de hecho se aprietan unos a otros para que de esa manera puedan mantener el calor. Durante el mes de mayo o junio, las hembras ponen un solo huevo de 460 a 470 g, cuya incubación estará a cargo del macho. Las hembras dejan el nido para retornar a sus áreas de tránsito hasta el final de la incubación con el propósito de reponer sus reservas. La puesta y eclosión de los huevos está altamente sincronizada a lo largo de toda la colonia. La protección parental en esta especie, Aptenodytes forsteri, es fundamental dadas las duras condiciones climáticas que tienen que afrontar. El nicho de incubación se produce entre el vientre y las patas del progenitor protegido con un repliegue de piel abdominal, lugar que también servirá de protección a las propias crías para resguardarse del frío glacial.

El periodo de incubación es de cerca de 64 días y es llevado a cabo en su totalidad por el macho. Cuando los huevos comienzan a eclosionar las hembras pingüinos emperador vuelven para encargarse del cuidado y alimentación de la cría. Durante toda la incubación el macho ayuna y es incluso capaz de alimentar al polluelo por 10 días si la hembra no ha regresado. Ambos padres alternan sus cuidados con viajes de 45 a 50 días a la vuelta de los cuales regurgitan el alimento para su cría. Los polluelos de toda la colonia comienzan a agruparse hasta que dejan completamente los nidos a los 150 días de haber nacido durante los meses de diciembre y enero. Para esa época, los pingüinos emperadores jóvenes ya han sido abandonados por sus padres y aún conservan sus plumas juveniles. En el momento en que pueden alcanzar aguas abiertas, los pingüinos emperador ya habrán completado su primera muda.

Distribución geográfica. Hábitat

Hábitat y distribución del pingüino emperador, aptenodytes forsteri

El pingüino emperador, Aptenodytes forsteri, cuenta con una distribución circumpolar en la Antártida. Su rango terrestre está limitado al hielo fijo, a la placa continental y a ciertas islas circundantes entre los 66 y los 78 grados de latitud sur.

Estas aves transitan exclusivamente en las aguas frías de la Antártica. Se reproducen en el hielo estable cerca de zonas costeras y se les puede encontrar hasta 18 km lejos de la costa. Las colonias reproductivas generalmente ocupan áreas con refugios donde los riscos de hielo e icebergs protejan a los individuos de fuertes vientos.

Nombre común de Aptenodytes forsteri

Pingüino emperador, en inglés Emperor Penguin.

Datos adicionales

Actualmente, los pingüinos emperador se encuentran clasificados como casi amenazados por la Lista Roja de Especies Amenazadas. Esto se debe a que hay evidencia de un declive moderado en su población durante las últimas tres generaciones, ocasionado en gran parte por los efectos que ha tenido el cambio climático. Aún no se sabe con certeza cuál será el verdadero impacto que pueda llegar a tener a un largo plazo sobre la especie Aptenodytes forsteri. No obstante, se adelantan estudios internacionales sobre el pingüino emperador; además la interacción humana con esta especie de ave acuática está fuertemente legislada.

Clasificación o taxonomía de Aptenodytes forsteri

Reino: Animalia, animales.
Subreino: Eumetazoa, eumetazoos, animales con tejido.
Filo: Chordata, cordados, presencia de notocorda al menos en alguna fase de su desarrollo.
Subfilo: Vertebrata, vertebrados, presencia de columna vertebral.
Superclase: Tetrapoda, tetrápodos, cuatro extremidades.
Clase: Aves, vertebrados con plumas y alas.
Orden: Sphenisciformes, aves marinas, pájaros bobos.
Familia: Spheniscidae
Género: Aptenodytes
Especie: Aptenodytes forsteri. G. R. Gray, 1844