Emú, Dromaius novaehollandiae,

Emú, Dromaius novaehollandiae

Características y descripción

El emú, Dromaius novaehollandiae, es la única especie viva perteneciente al género Dromaius.

Los animales juveniles tienen una coloración crema con rayas de color café oscuro. Al madurar estas rayas se desvanecen y el suave plumaje es reemplazado por plumas de color café mate. Ambos sexos son similares en color, pero sólo las hembras presentan plumaje negro en la cabeza y cuello durante la temporada de apareamiento.

Después del avestruz, el emú es la segunda ave viviente más grande. Individuos de esta especie pueden crecer hasta los 2 metros de altura y pesar alrededor de 45 Kg, siendo las hembras más grandes que los machos. Estas aves no pueden volar, sin embargo, son corredores rápidos y pueden alcanzar velocidades de hasta 50 km/h.

 

Hábitat, costumbres. Alimentación del emú

El emú, Dromaius novaehollandiae, es abundante en una gran variedad de hábitats, especialmente en tierras semi-áridas de matorrales, pero ausente en selvas y regiones extremadamente secas.

Son criaturas diurnas solitarias, se mueven dentro de su rango en grandes bandadas de acuerdo a ciertas condiciones climáticas, pero esto no representa un comportamiento social. Si la comida y el agua son suficientes dentro del área donde residen, estos permanecerán allí. Por el contrario, si estos recursos llegan a escasear, los emús migrarán a un área donde haya más abundancia. Son conocidos por la capacidad de moverse por grandes distancias, algunas veces cerca de 15 a 25 km por día.

Los machos de esta especie algunas veces emiten cantos que tienen un sonido similar a “e-mu” y las hembras hacen un sonido ascendente y resonante. Estas resonancias son creadas en un saco inflable ubicado en el cuello que tiene una longitud de 30 centímetros y una pared muy delgada, permitiéndoles llegar a ser escuchados a distancias de 2 kilómetros.

Los emús comen frutas, semillas, germinaciones de plantas, insectos y otros pequeños animales pero en condición salvaje no comen pastos secos u hojas maduras, incluso si estos se encuentran disponibles. Estos animales pueden satisfacer una gran porción de sus necesidades diarias con la digestión de fibras vegetales, aunque necesitan cerca de 5 litros de agua diaria para mantener su balance hídrico. Deben consumir piedras para ayudar a sus mollejas a moler el alimento.

Estas aves generalmente no ingieren su alimento en pequeñas porciones por lo que la membrana mucosa del esófago se encuentra organizada en pliegues longitudinales, lo que permite una distensión de este órgano cuando el animal come alimentos voluminosos permitiendo un mejor almacenaje del mismo.

Reproducción de los emús

La madurez sexual del emú es alcanzada después de 2 a 3 años pero en cautiverio puede ocurrir tan sólo a los 20 meses. El macho y la hembra forman parejas en diciembre y enero, y establecen un territorio de cerca de 30 kilómetros cuadrados donde se aparean. La pareja de emús permanecen juntas por alrededor de 5 meses, tiempo en el cual se cortejan, construyen los nidos y ponen los huevos. En los meses de abril, mayo y junio las hembras comienzan a depositar en promedio cerca de 11 huevos en intervalos de 2 a 4 días y en un solo nido se pueden llegar a encontrar de 15 a 20 huevos de varias hembras. El nido es construido por el macho al posicionar cortezas de árbol, pastos, pequeños leños, hojas y algunas plumas en una pequeña depresión sobre el suelo. Los huevos tienen un tamaño de cerca de 12 cm de largo y 7 cm de ancho con un peso de alrededor de 900 gramos. Presentan una coloración azul-verde oscuro cuando están frescos y con el tiempo se tornan casi negros.

El macho emú es el encargado de la incubación de los huevos, la cual sólo empieza hasta que el último huevo ha sido puesto para garantizar una incubación simultánea. Este periodo toma alrededor de 56 días en donde el macho no come, no bebe y no defeca, sobreviviendo sólo de las reservas de grasa corporal. Alrededor de 10 veces en el día, éste se para sólo para dar vuelta a los huevos y si alguno llega a rodar fuera del nido, el macho lo trae de vuelta. Durante este proceso, las hembras se alejan y dejan al macho realizar todo el trabajo. Algunas veces, ellas encuentran de nuevo algún macho para copular de nuevo, en un tipo de apareamiento conocido como poliandria sucesiva o secuencial.

Una vez los huevos eclosionan, los juveniles dejan el nido de los 2 a 7 días de haber nacido cuando ya son capaces de alimentarse por su cuenta. Estos permanecerán juntos con su padre por cerca de 18 meses aprendiendo de él cómo conseguir su alimento.

Distribución geográfica ¿dónde viven?

distribucion-dromaius-novaehollandiae

El emú, Dromaius novaehollandiae, es un ave que se distribuye predominantemente en Australia y algunas partes de Nueva Guinea.

Nombre común

Emú, en inglés es conocido por el término Common Emu.

Datos adicionales

El pueblo australiano aborigen Guringai, reconoce a la Vía Lactea como un “Emú en el firmamento” y existen grabados en donde se identifica a este animal como una deidad. En 1960, el emú fue designado como el ave nacional de Australia y junto con el canguro adornan el escudo nacional de ese país.

Estado de conservación del Dromaius novaehollandiae

Dado el amplio rango que ocupan y la cantidad de individuos presentes en la población, el emú, Dromaius novaehollandiae, no está considerada como una especie en peligro. La Lista Roja evalúa a la especie en la categoría de “Preocupación Menor” y por el momento la tendencia poblacional es estable.

Taxonomía o clasificación científica de Dromaius novaehollandiae

Reino: Animalia, animales.
Subreino: Eumetazoa, eumetazoos, animales con tejido.
Filo: Chordata, cordados, presencia de notocorda al menos en alguna fase de su desarrollo.
Subfilo: Vertebrata, presencia de columna vertebral.
Superclase: Tetrapoda, tetrápodos, cuatro extremidades.
Clase: Aves, vertebrados con plumas y alas.
Orden: Struthioniformes, ratites, aves no voladoras.
Familia: Dromaiidae
Género: Dromaius
Especie: Dromaius novaehollandiae, Latham, 1790