Anatomía fisiología de aves y pájaros

Pájaro en libertad

Anatomía de las aves y pájaros

El esqueleto de las aves y pájaros es muy liviano, ya que está formado por huesos huecos, aunque es muy resistente debido a los huesos neumáticos, que son porosos y reforzados por pilares óseos denominados trabéculas.

Los pies se clasificación en función del número de dedos, la mayoría de especies poseen cuatro dedos, aunque existen especies con tres dedos, e incluso aves que solo poseen dos.

La piel de las aves es muy delgada y sin apenas glándulas, la más importante es la uropigial, que emite una sustancia oleosa que ayuda al mantenimiento de las plumas.

Como elemento bucal, tienen el pico, que está formada por una extensión ósea del maxilar recubierta de epitelio especializado. Carecen de dientes. Existen diferentes formas de picos, en función de la alimentación que ingiere el ave.

Son las plumas las que protegen la piel de las aves y pájaros además de otras muchas funciones. Se trata de tegumentos córneos derivados de las escamas y están formadas de queratina. Se implantan siguiendo guías que dejan líneas plumadas y líneas sin plumas. La pluma está formada por un eje central o raquis de las que parten barbas que a su vez se ramifican en bárbulas. Es indispensable la muda de plumas cada cierto tiempo, proceso que necesita mucha energía y que si no se realiza puede causar problemas en el animal.

Tipos de plumas

Se diferencian según la función que desempeñan:

– Plumón: es una capa de plumas pegadas al cuerpo que sirven para el aislamiento térmico, tanto en las primeras etapas del crecimiento como en épocas frías.

– Rémiges: son largas plumas situadas en el antebrazo y la mano, sirven para dar estabilidad y permitir el vuelo.

– Timoneras: controlan la dirección del vuelo y se sitúan en la cola.

– Álulas: frenan el vuelo actuando como alerones.

– Cobertoras o plumas de contorno: son las que cubren todo el cuerpo.

– Filoplumas: tiene normalmente una función visual.

– Vibrisas: son plumas en forma de hilo y con función táctil.

Aparato respiratorio

En el caso de las aves, disponen de un pulmón semirrígido y no contráctil, que solo tiene como función el intercambio de gases. Por otro lado, los pulmones contactan con una serie de sacos aéreos, son bolsas distensibles y se mueven gracias a la musculatura de la pared del cuerpo, puesto que carecen de diafragma, y permiten la renovación del aire, aunque también tienen cierta capacidad de intercambio.

Cabe destacar en algunas aves, sobre todo en las psitácidas, una estructura de la tráquea llamada siringe, que es un ensanchamiento de ésta, la cual actúa de caja de fonación y resonancia, lo que permite vocalizaciones variadas.

Aparato digestivo de las aves y pájaros

Hay que destacar una estructura que poseen la mayoría de las aves, se llama buche y es un ensanchamiento del esófago, sirve como predigestión en algunos casos, aunque como almacenamiento principalmente.

El estómago a su vez queda dividido en dos lóbulos. En el primero se desarrolla la digestión típica química, en el segundo se hace una digestión mecánica con fuerte musculatura, puede ser ayudado con piedras que ingieren, se denomina molleja. Por último, los intestinos desembocan en la cloaca a nivel del coprodeo, que desemboca en el proctodeo.

Aparato reproductor

Las aves y pájaros tienen sus genitales en la cavidad celómica (espacio abdominal no delimitado por diafragma, ya que es inexistente). En los machos hay dos testículos, y en algunas aves, la cloaca puede revertirse a modo de pene eréctil. En el resto de aves, el esperma se transmite por el contacto de cloacas.

Por otra parte, solo hay un ovario funcional en hembras, normalmente el izquierdo, el cual muestra un aspecto amarillento y lobulado.

Las aves son animales ovíparos, es decir, una vez llevada a cabo la fecundación o no, el huevo (que es el gameto femenino) sale al exterior. El huevo esta conformado por varias capas de tejido que le otorgan resistencia y permeabilidad al aire e impermeabilidad a los fluidos.

– En primer lugar encontraremos una cáscara de material calizo protegido de una cutícula externa que son permeables a los gases.

– La cáscara se asienta en una matriz fibrosa de material orgánico.

– Las membranas de la cáscara dejan una pequeña bolsa de aire en la parte apical, que permite la respiración del cigoto.

– La clara es una matriz acuosa y proteica que alimenta al embrión de agua.

– Las chalazas son estructuras fibrosas en espiral que anclan la yema al huevo y mantienen la estructura.

– Por último, la yema contiene el resto de nutrientes necesarios para el desarrollo fetal.

Sistema urinario

Consta de dos riñones cuyos uréteres desembocan a nivel cloacal y sintetizan ácido úrico, que es de color blanquecino. En la cloaca tiene lugar una reabsorción de agua.

Sistema nervioso

En las aves, el cerebro está muy desarrollado con respecto al tamaño corporal y es capaz de realizar funciones complejas. Los órganos de los sentidos se distribuyen de forma diferente, destacando el sentido de la vista. Modificaciones en los ojos facilitan a las aves una estupenda visión a larga distancia.

El oído también está muy desarrollado, solo está formado por un tímpano y la porción del oído medio e interno, que les permite a las aves orientarse en la noche, similar a como lo hacen los murciélagos en muchos casos.

Además, poseen órganos de los sentidos propios, como la percepción de cambios de presión en el oído medio y cambios en el magnetismo terrestre que les guía en la migración.

Aparato circulatorio

El corazón de las aves está formado por cuatro cámaras, dos ventrículos y dos aurículas. A diferencia de los animales mamíferos, los glóbulos rojos poseen núcleos.