Anillas para aves y pájaros. Otros métodos de identificación

Anillas para aves y pájaros
Anillas para aves y pájaros
© Paradais Sphynx

Cuando hablamos de identificación de aves nos referimos aquellos métodos que nos pueden ayudar a identificar a un ave criada en cautividad, como es el caso de las anillas para aves.

Existen varios métodos de identificación que iremos enumerando a lo largo de este articulo, en líneas generales tenemos las clásicas anillas para aves, prueba de ADN y la implantación de microchip.

La identificación de las aves o pájaros es muy común y provechoso tanto a nivel profesional, como aquellas personas que se quieran dedicar simplemente a la cría con pequeños pajaritos. Es la manera de poder llevar a cabo un registro en el que a través de una ficha se guarden datos valiosos relacionados con la cría de estos animales.

Anillas para aves o pájaros

El mercado es muy surtido en cuanto a los diferentes tipos de anillas existentes para implantación en aves o pájaros, son muchos los tipos de modelos que podemos encontrar, básicamente están las anillas de aves abiertas y cerradas, la diferencia radica en que las primeras se pueden implantar en cualquier momento en el pájaro y las anillas cerradas debe hacerse en sus primeros días de nacimiento, de esa manera una vez implantada, y a medida que la pata del pájaro crece, no se puede extraer y queda insertada para el resto de la vida del animal.

En ciertas anillas para aves cerradas se puede apreciar el año de nacimiento del ave o pájaro, de esa manera podemos hacernos una idea de su edad. Además, podemos confeccionar una ficha informativa para poder relevar todas las observaciones que queramos contemplar en el animal. Aparte del año de nacimiento, vienen igualmente numeradas, con lo que cada pájaro que queramos anillar tendrá asignado un correspondiente número. Es muy importante siempre anotar, tras el anillado, todo lo relacionado con el ave, no dejarlo para un momento ulterior, sobre todo para tener claro y no se nos olviden detalles que pueden ser importantes para consultas posteriores relacionadas con el pájaro.

Las anillas para aves de criador son análogas a las anteriores, pero además contemplan el número de criador, que para poder obtenerlo es necesario ser socio de alguna asociación ornitológica, con este número de criador podemos saber quién ha criado el pájaro o ave, importante incluso obligatorio sobre todo cuando se realizan exposiciones ornitológicas, también para proceder a llevar a cabo un registro en el que se contemple el pedigree  o ancestros de los pájaros criados en cautividad.

Las anillas para aves o pájaros son de diferentes tamaños o calibres todo ello depende del tipo de ave que se pretenda anillar, ya que en función de la especie, el tamaño de la pata es variable, por consiguiente la anilla se debe adaptar a la pata del animal, de lo contrario si es demasiado pequeña, al crecer el pájaro se lesionaría la pata, si es demasiado grande, la anilla para aves no quedaría implantada correctamente, podría extraerse fácilmente y no sería un método de identificación fiable.

Otro tipo de anillas para aves, ya mencionadas con anterioridad, son las semiabiertas, estas se pueden poner en cualquier momento, ya que se abren o se cierran con facilidad, muy prácticas sobre todo para identificar sexos o, en definitiva, para aquellos pájaros que de alguna manera queremos que queden más controlados. Normalmente se cierran o abren con algún tipo de aparato o aplicador, que lo que hace es ayudar a encajar y acoplar o, en su caso, extraer la anilla de la pata del ave.

La variedad y formas de anillas para aves son muy dispares, existen de colores, confeccionadas con plástico o aluminio, metálicas. También el mercado ha creado accesorios como tenazas especiales para acoplar las anillas al pájaro, cortarlas en caso de necesidad, elementos que sirven para portar las anillas para aves con la finalidad de que no se pierdan, etc.

Cómo se implanta anillas cerradas en las aves

Las anillas para aves tipo cerradas se implantan en una determinada edad según especie, por ejemplo, en la cría de canarios se realiza entre los cinco o siete días, se introduce en la pata derecha primeramente sus tres dedos delanteros, el dedo trasero del ave se desplaza o estira hacia la pata para que pueda correr la anilla, una vez insertada, se coloca en su lugar el dedo trasero y ya quedaría fijada, si cuesta un poco de trabajo puede utilizarse vaselina para que corra mejor la anilla del canario. En otras aves es prácticamente igual, cambia la fecha de implantación, por ejemplo la cotorra de collar se suele hacer a los doce días, el loro yaco a los 17 días.

Del mismo modo también es distinto el calibre o dimensión de las anillas para aves, en los ejemplos anteriores tenemos que el calibre para un canario de postura puede estar en 2.9 mm, cotorra de collar 7mm y loro yaco 11 mm.

Otros medios de identificar un ave doméstica

Implantación de un chip

Un microchip o transpondedor también es una buena manera de identificar un ave, suele implantarse en aquellas que tienen un cierto valor considerable en el mercado. Se realiza a través de un veterinario, en la medida que requiere de cierta técnica su implantación, no es fácil, de hecho en determinados casos (aves pequeñas) precisa que el pájaro esté anestesiado. Se coloca en la musculatura pectoral del ave, una vez quede implantado, con la ayuda de un lector puede accederse al número de identificación.

El microchip es un método fiable de identificación, pues los datos del animal, por ejemplo especie, edad, propietario, etc., quedan reflejados en una base de datos y en cualquier momento, con la ayuda de un lector, puede identificarse al ave. Está en el interior del cuerpo, cuenta con la ventaja que es más difícil desprenderse del mismo que si se tratase de una anilla. Si se roba un ave con anilla cerrada, siempre se puede cortar la misma y desprenderse de la pata, sin embargo un microchip es más difícil extraerlo del cuerpo del animal.

Identificación mediante ADN

Sin duda las pruebas de identificación mediante ADN son métodos avanzados que cada vez se efectúan con más regularidad. Cada individuo tiene su propio ADN. Por consiguiente, con estas pruebas quedan también totalmente identificado y reflejado en su correspondiente registro.

Posiblemente es más beneficioso que los métodos anteriores, ya que una vez que se procede al registro, sí el animal se extravía o hay algún caso de robo, su recuperación es fácil en la medida que se puede recurrir a esas pruebas, cotejarlas con el correspondiente registro y efectivamente saber la procedencia del animal.

Igualmente el ADN es importante para llevar un control de la descendencia, ya que son métodos fiables que revelan la identidad de sus progenitores.

Ventajas en la identificación de aves y pájaros

En cuanto a las ventaja de identificación de aves y pájaros domésticos, entre la más relevantes, se encuentran el hecho de que quedan, a través de  confección de una ficha, reflejado todo lo relacionado con su fecha de nacimiento, observaciones de la cría, quiénes son sus progenitores, sí el animal ha tenido algún tipo de anomalía, si se considera apto para reproducir en función del desarrollo que ha tenido durante su crianza, finalmente acredita quién es su propietario.

Para las aves que se mueven en entorno salvaje, los métodos de identificación establecen un seguimiento en el que ayudan a los expertos reconocer y saber un poco más sobre sus modos de vida.