Aves de corral, cómo son, características, grupos y ejemplos

Aves de corral
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Las aves de corral son un grupo artificial (no taxonómico) de aves que son empleadas para la obtención de carne y huevos, principalmente con fines alimenticios. En la actualidad, estas aves presentan un papel primordial como fuente de proteína para cientos de millones de personas a nivel mundial. Estas aves son criadas en casi todo el mundo, conociéndose dicha práctica como avicultura. Además su aprovechamiento en la alimentación, también pueden usarse las plumas de distintas especies en la fabricación y confección de diversos accesorios.

Entre las aves de corral, la especie de pollo común Gallus gallus es una de las más empleadas en la cría y aprovechamiento con fines alimenticios, especialmente de los huevos, los cuales representan casi el 90% de producción de huevos en Asia, más del 95% en América y casi el 100% en Oceanía y Europa. Se estima que, en promedio a nivel mundial, cada persona consume alrededor de 150 huevos de gallina al año.

Por otro lado, entre otras aves de corral ampliamente empleadas en la avicultura, se encuentran los patos, que son criados principalmente en Asia, así como los pavos, cuya práctica de aprovechamiento se lleva a cabo mayormente en Norteamérica, Europa y Asia, mientras que las gallinetas o pintadas son mayormente criadas en África.

Definición y características de las aves de corral

En general, la expresión “aves de corral”, hace referencia a las aves que pueden ser domesticadas y criadas con el fin de aprovechar sus productos derivados, ya sea con fines alimenticios o para actividades comerciales. Dentro de este término se consideran distintas especies de diversos grupos taxonómicos, donde resaltan los órdenes Galliformes y Anseriformes.

Algunos galliformes como faisanes, codornices, perdices y gallinetas o gallinas de Guinea, junto a otras especies de aves como palomas, ñandúes, emúes, entre otros, suelen ser consideradas aves de corral debido a que su carne puede ser aprovechada en actividades de alimentación y comercialización. Sin embargo, la forma correcta de referirse a dichas especies, es como aves de caza, ya que son animales de difícil cría y domesticación por lo que, para acceder a ellas, generalmente deben ser cazadas directamente de la naturaleza.

En general, son especies no voladoras o que carecen de vuelo sostenido, de forma que los músculos pectorales se encuentran poco desarrollados para el vuelo y las fibras musculares son pobres en mioglobina, lo cual explica la coloración clara de la carne de estas piezas en la mayoría de estas aves. En consecuencia, las extremidades posteriores se encuentran bien desarrolladas para andar, por lo cual los muslos y piernas de estos animales suelen ser relativamente prominentes, en comparación con otras aves. Asimismo, las patas presentan dedos y uñas robustas que les permite escarbar en el suelo y andar con firmeza.

Estas aves suelen ser de tamaño mediano a grande y la mayoría de ellas presenta una dieta omnívora, y hábitos terrestres o acuáticos como es el caso de los anátidos (patos y gansos).

Alimentación

La mayoría de especies de Galliformes y Anseriformes consideradas como aves de corral, poseen una dieta omnívora. La alimentación de estos animales varía en gran medida de acuerdo al sistema empleado para su cría y aprovechamiento. Sin embargo, en todos los casos, dichas aves deben poder contar con nutrientes esenciales que comprenden proteínas, vitaminas, carbohidratos, grasas, minerales y agua en las proporciones adecuadas para asegurar un desarrollo y reproducción eficaz.

En general, se reconocen tres sistemas principales de cría de aves de corral: sistemas tradicionales, sistemas medianamente comerciales (pequeña escala) y sistemas comerciales de gran escala. En los sistemas tradicionales, la alimentación de estas aves se basa esencialmente en elementos propios del entorno (semillas, plantas acuáticas, forraje, insectos y otros invertebrados), además de desechos domésticos producidos por los criadores y algunos cereales producidos en el sistema agrícola.

Por otro lado, en los sistemas comerciales de pequeña escala se realiza una combinación entre el alimento disponible del entorno y alimento concentrado, mientras que los sistemas comerciales de gran escala suelen emplear solamente alimentos concentrados en dosis y mezclas nutricionalmente balanceadas, de manera que puedan cubrir los requerimientos nutricionales de las aves de corral.

Además de lo anteriormente expuesto, es importante señalar que sus necesidades dietéticas varían de acuerdo a la especie, el estado de desarrollo de los individuos y la finalidad de la cría y producción de los animales.

Grupos de aves de corral

Aunque las especies consideradas como aves de corral no conforman una agrupación taxonómica, se pueden reconocer algunos grupos principales, según el orden y las familias a las que pertenecen dichas aves.

Galliformes

El orden de los Galliformes es sin duda el grupo con mayor número de especies de interés para el hombre, pues la mayoría de especies se consideran como aves de corral y aves de caza. Estas aves tienen comúnmente hábitos terrestres o arbóreos, poseyendo pocas habilidades de vuelo. Su pico es característicamente pequeño a mediano, con una curvatura que les permite alimentarse a partir de la recolección de semillas o insectos del suelo.

Entre las aves de corral pertenecientes a este orden se encuentran los pollos domésticos, urogallos, pavos domésticos, pavos reales, que junto a otras especies consideradas como aves de caza (perdices, faisanes y codornices) conforman la familia Phasianidae. Además, entre los galliformes existen otras especies de interés comercial y de caza, como las codornices del Nuevo Mundo (Odontophoridae), las gallinas de Guinea o gallinetas pintadas (Numididae) y los paujíes o pavas de monte (Cracidae).

Anseriformes

Los anseriformes, especialmente de la familia Anatidae, también conforman importantes especies de aves de corral, es el caso de los patos y los gansos. La mayoría de patos criados en la avicultura son de los géneros Anas y Cairina; el primero de ellos resulta muy común en Asia, mientras que Cairina moschata es el pato mayormente empleado en la cría y aprovechamiento de patos en América.

Estos animales son comúnmente empleados en sistemas de producción tradicionales en muchas zonas rurales de Asia, África y América, ya que su mantenimiento resulta relativamente sencillo, mostrando ciertas ventajas en comparación con los galliformes. En primer lugar, los anátidos suelen ser más resistentes a diversas enfermedades y, en ambientes con buenos recursos naturales, se alimentan de manera muy eficiente, ya que son buenos buscadores de comida. Sin embargo, en sistemas comerciales de pequeña y gran escala, la forma de sus picos resulta una desventaja para la alimentación a base de concentrados, pues el mismo no les permite tomar el alimento de manera eficaz.

Por otro lado, aunque los gansos son menos empleados en sistemas rurales, cumplen un importante papel en las industrias comerciales de pequeña y gran escala, debido principalmente a su carne y a sus plumas de gran calidad. Aunque su consumo es mayor en Asia y Europa, son aprovechadas en todo el mundo.

Otras aves de corral

Entre otras, se encuentran dos especies de Struthioniformes. Los ñandúes (género Rhea) son aprovechados en Suramérica, aunque se reconocen más como aves de caza, debido a que su domesticación no ha sido llevada a cabo exitosamente. Por otro lado, los avestruces Struthio camelus, han generado cada vez más interés en las prácticas avícolas alrededor del mundo, siendo domesticadas por primera vez en 1820 en Sudáfrica. Estos animales son apreciados por su carne y huevos, además del plumaje que es empleado en ornamentación, y el cuero para confeccionar distintos accesorios y prendas.

Ejemplos

Aunque algunos ejemplo ya se han mencionados, seguidamente añadiremos un poco más de información.

Pollo doméstico, Gallus gallus

El pollo doméstico es una de las aves de corral con mayor importancia a nivel mundial, pues representa más del 90% de la producción avícola. La especie Gallus gallus fue domesticada hace aproximadamente 8000 años en el sureste de Asia, generando un gran interés por los marinos comerciantes, que rápidamente se distribuyó en gran parte de Europa y el resto del mundo.

Actualmente se reconocen más de 1600 razas distintas de pollo doméstico, las cuales presentan características distintas en cuanto a la cría y reproducción, que pueden ser aprovechadas de acuerdo a la finalidad del sistema.

Pato criollo, Cairina moschata domestica

El pato criollo se encuentra entre las principales aves de corral en Latinoamérica y países ecuatoriales de África y Asia, debido a su relativa facilidad de cría y que, a pesar de considerarse como una especie de ave acuática, no requiere de grandes cantidades de agua. Además, esta especie también funciona como controladora de plagas como moluscos e insectos, pues dichos invertebrados conforman una parte importante de su dieta.

Pato doméstico real, Anas platyrhynchos domesticus

Esta subespecie de ánade real es ampliamente empleada como ave de corral, principalmente al sur de China, Europa y Norteamérica. Al igual que otros anátidos, es una buena opción de cría en sistemas naturales de zonas rurales.

Pavo doméstico, Meleagris gallopavo mexicana

El pavo doméstico, también conocido comúnmente como guajolote, es una subespecie del pavo salvaje, muy común en Norteamérica. Esta subespecie es una de las aves de corral más distribuidas en el mundo, debido principalmente al valor nutricional de la carne que produce.

Estas aves acumulan bajos niveles de colesterol, por lo cual representan alimentos bajos en grasa, que proveen importantes cantidades de proteína y vitaminas a la dieta humana. Por otro lado, además de aprovechar las partes comunes como son los muslos, pechugas, alas y pescuezos, también es posible elaborar otros productos alimenticios como salchichas y jamones.

Beneficios

El aprovechamiento de las aves de corral resulta de gran importancia para el mundo en desarrollo debido a su disponibilidad y precios relativamente accesibles, constituyendo un importante componente en el suministro de nutrientes esenciales, sobre todo en muchas poblaciones vulnerables del mundo.

Los productos derivados de estas especies pueden aportar gran cantidad de minerales y vitaminas, además de aminoácidos esenciales. Asimismo, es posible manipular el contenido de muchos de los nutrientes de estos productos como es el caso de los huevos de gallina, a los cuales se les puede incrementar algunas vitaminas como la B12, vitamina E y ácido fólico, mediante la manipulación de la dieta de las hembras ponedoras.

Este tipo de práctica resulta muy beneficiosa, pues en los huevos se regulariza naturalmente el nivel de minerales, de manera que estos no llegan a exceder el límite de seguridad para su consumo en los seres humanos. A pesar de la importancia del aprovechamiento de las aves de corral en la mayoría de países en desarrollo, en muchas zonas rurales como en África subsahariana, las personas tienen poco acceso a estos productos.

Resumen o esquema de las aves de corral

Bibliografía

  • Cuca, M. (1963).
  • Lloveras, A. G. (1993).
  • Padian, K. (2020).
  • Rodríguez, F. (2006).
  • Zurita, E. (2013).

Contenidos relacionados