Aves piscívoras, cómo son, adaptaciones y ejemplos de especies

Aves piscívoras
Francesco Veronesi/CC BY-SA 2.0

La alimentación y nutrición de los seres vivos es un proceso elemental para el abastecimiento de la energía vital para todas las funciones y necesidades biológicas. Para obtener esta energía cada especie ha modificado o adaptado su organismo tanto fisiológica como anatómicamente, para aprovechar los recursos disponibles en su entorno y mantener un crecimiento y desarrollo adecuado, así es el caso de las aves piscívoras.

En este artículo abordaremos a las aves piscívoras, las cuales podemos definir como aquellas cuya dieta está basada principalmente en la captura y depredación de diferentes especies de peces, la cual en algunos casos la complementa con otras especies de animales acuáticos como crustáceos y moluscos. Estas aves viven circundantes a los cuerpos de agua, tanto dulce como salada, ya que es en estos lugares donde ejercen su actividad alimenticia.

Características de las aves piscívoras

Las características particulares de las aves piscívoras van a depender de cada una de las especies que conforman este grupo, de manera general, en cuanto a su tamaño podemos encontrar que en el grupo de las piscívoras hay aves que van desde pequeñas, medianas y grandes.

Con respecto al plumaje, también hay gran variedad en cuanto a los colores y la conformación de las plumas, estas plumas en la mayoría de las especies son impermeables al agua, esto gracias a que poseen una glándula secretora de cera llamada glándula uropigia, la cual se sitúa en la cola de las aves y con ayuda de su pico esparce esta cera por todo el plumaje, así evitan que se mojen sus plumas al momento de sumergirse.

Una de las características resaltantes de este grupo se encuentra en la forma de los picos, los cuales suelen ser de gran tamaño, duros y firmes con los cuales suelen agarrar a sus presas, así mismo, en las patas pueden tener presencia de membranas interdigitales que las convierten en excelentes nadadoras.

Adaptaciones

Tal como se mencionó anteriormente cada especie presenta diferentes adaptaciones que les permiten alimentarse con los recursos de las regiones en que habitan. Una de las adaptaciones que presentan las aves piscívoras la observamos en sus picos, que suelen ser grandes y fuertes para evitar que escape su presa, incluso algunos de ellos presentan formas curvadas o de ganchos, así como algunas protuberancias que permiten sujetar con firmeza a los peces, por su parte otros ejemplares poseen una estructura parecida a una bolsa que utilizan como una red de pesca, tal como lo hacen los pelícanos.

Al encontrarse su alimento en el agua, varias especies han optado por tener membranas interdigitales que les permite desplazarse en el agua con gran agilidad, incluso en muchos casos persiguen a sus presas con el fin de capturarlas.

Una de las mayores adaptaciones de las aves piscívoras lo representan los pingüinos, los cuales han sufrido modificaciones en su morfología para mejorar su estancia dentro del agua, una de ellas es la modificación de las alas, las cuales no se usan para volar sino para nadar, por lo que adquirieron forma de aleta, así mismo sus huesos son más densos y los músculos más fuertes para ayudar en esta tarea.

Ejemplos de aves piscívoras

Como bien hemos mencionado existen una gran cantidad de especies de varios grupos taxonómicos que pueden ser agrupados dentro de las aves piscívoras.

En primer lugar nos referiremos a un representante de la familia Pelecanidae. Pelecanus occidentalis californicus o mejor conocido por su nombre común pelícano pardo, es un ave que habita en el continente americano, tanto del lado del océano Pacífico como en el Atlántico y se considera una de las aves de gran tamaño. Su dieta está basada en un gran porcentaje en el consumo de peces, para capturarlos este pelícano vuela muy cerca del agua y con su excelente visión localiza a su objetivo, procediendo de inmediato a zambullirse, con la ayuda de su gran pico que usa a forma de red de pesca agarra una gran bocanada de agua en donde hay grandes posibilidades que estén los peces.

Phalacrocorax carbo o también conocido cormorán grande, es un ave perteneciente a la familia Falacrocorácidos, se caracteriza por su cuello largo y plumaje oscuro. La dieta de esta ave se basa en la captura de peces, en especial aquellos que consumen alimentos en el fondo, para ello el cormorán suele sumergirse en el agua a diferentes profundidades, llegando incluso a introducirse hasta los 10 metros, nadando con ayuda de sus patas y alas. En esta especie la secreción de cera para las plumas es poca, por lo que si se mojan pueden aprovechar para sumergirse con facilidad.

Dentro del grupo de las aves piscívoras también hay aves rapaces como Pandion haliaetus o cuyo nombre común es águila pescadora, esta ave tiene una gran eficacia en la captura de los peces gracias a su modificaciones, siendo una de las más importantes las que tiene en las garras, las cuales son curvas y su dedo exterior es móvil, lo que le permite capturar a los peces con dos dedos de cada lado, evitando que estos se resbalen. Así mismo, presenta unas válvulas nasales que cuando caen al agua se cierran para evitar el paso del agua.

Finalmente nombramos a una de las aves mejor adaptadas a la vida acuática como son los pingüinos, por ejemplo Spheniscus magellanicus o pingüino de Magallanes, esta ave consume en su dieta a los peces de su hábitat con un alto porcentaje, pero también complementa con determinados moluscos y crustáceos. Como ya lo hemos mencionado las adaptaciones que tienen estas aves las convierten en verdaderos predadores de peces.

Referencias consultadas:

  • Biagioni, O. (2015).
  • Lekuona, J. (2002).
  • Martín, J.; Ibarra, W.; Martín, P. (1997).
  • Partal, Y. (2018).
  • Triay, R. (2010).