Canto de las aves – ¿Por qué cantan?

Canto de las aves, por qué cantan las aves
Canto de las aves

¿Por qué cantan las aves?

Las aves cantan para comunicarse con otros individuos, y por lo general los machos usan el canto para advertir su territorio a los rivales o para atraer a las hembras de su especie. Hay estudios que proponen, que señales como el canto, asociadas a la selección de pareja entre las aves, pudieron evolucionar de tal forma que pueden ser utilizadas entre las diferentes especies, como indicadores de la calidad genotípica y fenotípica de los machos. Esto sugiere que las hembras se sentirán más o menos atraídas por su pareja, basándose en las características de su canto. Así mismo hay estudios que demuestran que el canto de las aves en machos solteros es más fluido que aquellos que ya tienen pareja, esto resalta la importancia del canto en la selección de pareja.

Es de notar, que el canto de las aves parece influir a la vez, en varios aspectos en la vida de un ave. Por ejemplo, algunos científicos han logrado determinar, que las aves que tienen costumbres migratorias, memorizan más canciones que las especies sedentarias.


El canto en las aves ha divergido de manera significativa, cada ave tiene uno o varios cantos propios de la especie, los cuales pueden ser reconocidos tanto por la especie que los origina, como por otras. Tal es el caso del Zacatonero cinco rayas (Aimophila quinquestriata) que posee entre 159 y 236 cantos.

Los ejemplares jóvenes heredan y aprenden los cantos de sus padres o de los adultos de su especie, empleando varias estrategias. Cuando un ave aprende una canto, inicialmente lo memoriza (fase sensorial) y luego lo reproduce vocalmente (fase sensor-motora). Sin embargo en algunas especies estos dos pasos se superponen, mientras que en otras ocurren en tiempos separados.

Usualmente el canto de las aves solo está presente en machos, aunque en algunas especies tropicales, ambos sexos participan en duetos melodiosos y de gran complejidad. Entre las aves que destacan por su canto se encuentran el mirlo (Turdus merula) y el ruiseñor (Luscinia megarhynchos).

Factores que afectan al canto en las aves

Estudios han indicado que aquellas aves que han sufrido algún tipo de estrés durante su desarrollo, tal como un déficit alimentario o una infección parasitaria, han sido afectadas en cuanto a la adquisición y expresión de ciertos rasgos asociados al canto. Por ejemplo, se ha documentado que algunas aves cantoras como el carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus), infectadas con parásitos sanguíneos o que han tenido un acceso limitado al alimento, desarrollan un repertorio de canciones mucho más corto o sufren una degradación en las capacidades vocales, que no se observa en aves sanas o que han sido bien alimentadas.


El tracto vocal de las aves, el cual incluye tráquea, lengua, glotis y pico, también afecta la expresión del canto, ya que en conjunto actúan como un filtro de resonancia, del sonido producido por la siringe o caja de voz (similar a la faringe en humanos), la cual está ubicada en la base de la tráquea y los pulmones. El sonido se producirá al forzar la salida del aire de los pulmones, provocando la vibración de las membranas de la siringe, que difieren en cada especie, por lo que cada una tendrá un sonido diferente. Esto implica que en parte, la calidad tonal de la canción, es conferida por las propiedades de resonancia del tracto vocal. Así mismo, el hecho de que el tracto vocal tenga una función acústica, explica de cierta manera la evolución de tráqueas largas en algunas aves, como grullas, cisnes, pavos y gansos.

A pesar de que sus picos, están asociados al estilo de alimentación que estas poseen, parecen jugar un factor clave en la evolución de la estructura del canto de las aves. Se ha llegado a analizar el canto de varias especies de pinzones de las Islas Galápagos, los cuales se caracterizan por presentar distintas morfologías en relación al pico y se ha logrado determinar diferencias en la expresión vocal.

Curiosidades en el canto de las aves

Así como las personas que viven en diferentes partes de un país, tienen diferentes dialectos y acentos, así mismo las aves de la misma especie, tienen diferentes acentos dependiendo de donde viven. Por ejemplo el gorrión corona blanca (Zonotrichia leucophrys) de Canadá tiene una canción ligeramente diferente a la misma especie que vive en California.

Algo que también resulta curioso, es que algunas aves copian los cantos de otras especies. Un ejemplo es el pájaro gato (Dumetella carolinensis) que copia el canto de la codorniz norteña (Colinus virginianus), aumentando así su repertorio de frases y sonidos, que pudieran brindarle ciertas ventajas selectivas en su entorno natural.

Adicional al canto de las aves, hay ciertas llamadas o notas de alarma entre especies, que en estructura y expresión son menos complejas que los cantos y son emitidas como señales de peligro o advertencia.

A pesar de lo importante que resulta el canto de las aves, no todas cantan, como el caso de los urogallos (Centrocercus urophasianus) que solo emiten una especie de silbidos simples.

Bibliografía

– J Podos and D L Moseley. (2009)
– George H. Breiding. (2010)
– David Rothenberg y col. (2014)
– Odom y col. (2014)
– Webb y col. (2016)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *