Cría de aves y pájaros en cautividad. Reproducción en jaulas

Cría de aves y pájaros en cautividad
Cría de aves y pájaros en cautividad

La cría de aves y pájaros en cautividad (domésticos) sin duda constituye un hobby muy atractivo, además a muchos aficionados suele gustarle la tarea de reproducción, es una etapa muy excitante en la que se presta mucha ilusión. Los más avezados se asocian a algún club para exponer sus ejemplares en las correspondientes exposiciones ornitológicas, en las que se pueden apreciar tanto pájaros de belleza desde el punto de vista de su plumaje como aquellos en los que se valora su atractivo canto.

En la cría de aves y pájaros en cautividad es importante tener buenas instalaciones, jaulas espaciosas incrementan el éxito en la reproducción, al igual que se críen con ejemplares no demasiado viejos, que cuenten con buena salud y que hayan llegado a su correspondiente madurez sexual, son factores importantes que logran la tan apreciada descendencia. En muchas ocasiones el dimorfismo sexual no ofrece dudas sobre la pareja reproductora, sin embargo, en otras ha de recurrirse a pruebas de ADN para determinar el sexo o bien tener grupos en voladeras para que se vayan emparejando y así poder precisar el sexo.


Es importante no solo emparejar a los reproductores, también han de ser compatibles, muchos pueden presentar problemas de convivencia y no aceptarse mutuamente, igualmente es muy relevante no manipularlos demasiados, cerciorarse que ambos estén en celo y vigilarlos minuciosamente. La época de celo es variable según especie, en climas cálidos se produce cuando los días son más largos, los pájaros se agitan más a menudo, pueden portar materiales con el pico, indicios que indica que la época reproductiva se ha iniciado.

En caso de enfrentamientos, una rejilla para que se acostumbren hará más fácil el trabajo, incluso ponerla días antes, es buena opción para que se conozcan y se habitúen a su presencia, posiblemente el resultado será más exitoso.

Aquellas aves grupales que viven en grandes pajareras posiblemente buscaran su pareja y será más fácil que entre ellos críen sin que exista incompatibilidad, aunque no es menos cierto que tienen que tener mucho espacio pues otras parejas también querrán criar y cada una acotará un territorio que excluirá del él a cualquier intruso.

Jaulas para cría de aves y pájaros en cautividad

Las jaulas para la cría de aves y pájaros en cautividad son muy variadas en el mercado, existen multitud de marcas, las más aconsejables son aquellas más higiénicas en cuanto a su fácil lavado, posibilidad de retirar cajones extraíbles con los correspondientes excrementos y que cuenten con materiales de calidad.

Si la jaula de cría se puede dividir a través de rejillas cuentan con la ventaja que una vez se tenga la descendencia se puedan separar los pollos de sus progenitores tras el emplumado, los padres seguirán, a través de la rejilla, facilitando el alimento hasta que puedan hacerlos por sí solos, de esa manera si han iniciado una segunda puesta, los primeros pollos no molestarán a los reproductores. También es una buena alternativa para presentaciones de futuras parejas, sin que se realice de una manera brusca que pueda entorpecer la tarea de cría de aves y pájaros en cautividad.

Nidos y materiales para su interior

Tipos de nidos

Existen muchos tipos de nidos para la cría de aves y pájaros en cautividad, todo va en función de la especie de ave en cuestión, por esa razón es necesario conocer su hábitos reproductivos, destacamos algunos de los más frecuentes existentes en el mercado:

– Cajas de maderas cerradas con un orificio de entrada, sirven para exóticos, loros y afines.

– Cajas de maderas no cerradas: por ejemplo, para palomas.

– Cuencos: los típicos circulares que imitan a una cesta, ideales para canarios y otras especies silvestres.

– Nidos cestas, muy apetecibles para ciertas especies de pájaros exóticos, aunque tienen la desventaja de que no se manipulan correctamente. Se confeccionan con mimbre.

En la cría de aves y pájaros en cautividad, poner unos cuantos en diferentes espacios es recomendable, de esa manera facilitamos que elijan la zona de cría que consideren más adecuada, deben ubicarse en lo alto de la jaula para que las aves se sientan más íntimas y seguras.

Materiales para el nido

Los materiales para el nido también son bastantes variados y va en función de gustos, tanto del criador como del propio ave, está el tradicional pelote que se selecciona de pelo de otros animales, fibra de coco, sisal, hojas, musgo, es mejor comprarlos en tiendas de animales que ya vienen desinfectados, por lo que son más higiénicos que si se seleccionan del medio natural.


Huevos artificiales

Existen también huevos artificiales, son útiles para sustituirlos provisionalmente por los verdaderos, se reemplazan por los originales en el tercer o cuarto día de la puesta, de esa manera todos los pollos nacerán en el mismo periodo de tiempo y tendrán más probabilidades de vivir. Es recomendable en especies que ponen muchos huevos, por ejemplo a partir de cuatro o cinco, suelen ponerlos generalmente cada día, eso hace que no todos nazcan al mismo tiempo.

Puesta de huevos

La puesta en la cría de aves y pájaros en cautividad puede ser, por lo general, anual o varias en el mismo año, todo depende de la especie en cuestión, algunos pájaros son más prolíferos que otros, por lo que es importante disponer de un cuaderno de cría en el que anotemos todos los detalles, números de puesta, fecha de nacimiento, anillado, etc., si es que queremos hacer las cosas bien y tener un control sobre los futuros ejemplares, se evitan muchos problemas como consanguinidad, anomalías genéticas, etc.

Problemas durante la cría de aves y pájaros en cautividad

– Estrés por factores ambientales, hacinamiento, etc.

– Demasiada manipulación por parte del criador

– Luz no adecuada, lo que afecta al fotoperiodo

– Malos reproductores, no todo crían correctamente

– Incompatibilidad de parejas

– Lugares no cálidos o no aptos para la cría de aves y pájaros en cautividad

– Ruidos no del agrado de las aves reproductoras, o demasiado trasiego de personas u otros animales

– Aves o pájaros que no han alcanzado la madurez sexual

– Imposibilidad de poner huevos, dolencia que puede suponer la muerte si no se interviene a tiempo.

Alimentación durante la cría

La alimentación ha de se acorde con la especie en cuestión, no todos comen lo mismo, incluso existen especies que durante ese periodo consumen otros alimentos, como pueden ser presas vivas. Es una etapa que precisan una alimentación equilibrada, rica en proteínas, productos vitaminados, frutas, vegetales y germinados, todo de calidad para el buen fin de la cría de aves y pájaros en cautividad.

Los alimentos deben renovarse para evitar su descomposición, además durante la cría es una buena práctica, ya que motiva a comer a los reproductores y facilita que alimenten más a menudo a los pollos.

Todos estos productos se pueden comprar fácilmente en pajarerías. A los que se pueden complementar con:

– Medicamentos y plantas para encelar

– Balanceados y pasta especiales de cría

– Medicamentos para evitar patologías en pollos

Anillado de los pollos

Si no se es criador profesional pueden adquirirse anillas de pajarerías, por lo menos son útiles para saber la edad del pájaro y sus ancestros. Los criadores federados las facilita el club, son más sofisticadas ya que vienen estampada el correspondiente número de criador.

Pueden ser de diferente calibre todo depende de la especie en cuestión, es decir, del tamaño de su pata. La edad de poner las anillas es variable, pues influyen algunos factores, como la especie y su desarrollo, hay quienes se desarrollan antes y es necesario implantarlas en escasos días, la media está a los pocos días de nacer (cinco-siete días), el retraso supone que ya no pueda anillarse, también pueda ocurrir que la madre no las acepte y se las quite, por lo que es necesario estar atento los primeros días de ponerlas.

Emplumado e independencia de los pollos

En la cría de aves y pájaros en cautividad existen especies muy precoces, por ejemplo las codornices que en escaso tiempo de nacer comienzan a alimentarse solas, además ya nacen emplumadas, otras son altriciales necesitan un determinado tiempo para emplumar y valerse por sí solas, ya que nacen desnudas y con los ojos cerrados. La independencia se produce cuando puedan comer por sí solos y no precisen el calor de sus progenitores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *