Enfermedades de las aves, corral y jaula, algunas constituyen zoonosis

Enfermedades de las aves
Enfermedades de las aves (psitacosis)

Si hablamos de las aves es importante, desde muchos puntos de vista, conocer las enfermedades que pueden padecer. En primer lugar, debemos tener en cuenta que la producción aviar es una de las producciones animales más importantes en el mundo, no solo en carne, sino también en huevo y sus derivados, ocupando un gran lugar en la economía, por lo cual todas las enfermedades de las aves que puedan generar pérdidas de estos animales es un gran problema.

Por otro lado, las aves migratorias y las que tenemos contacto habitualmente, por ejemplo, las ornamentales de jaula, las de vida libre en plazas y otras urbanizaciones, etc., pueden ser portadoras de patógenos que producen importantes infecciones en los humanos.


Enfermedades de las aves de corral

La producción aviar es una gran fuente de alimentos en el mundo entero. Para que los sistemas de producción sean eficientes y tengan una buena productividad, los productores deben tener una serie de cuidados en cuanto a la alimentación, ambientación y lo más importante, la prevención de enfermedades de las aves de corral. Son muchos los agentes patógenos que pueden afectar a las aves de corral y producir grandes pérdidas, vamos a nombrar a algunos de los más importantes.

Bronquitis infecciosa

Es una enfermedad causa por un coronavirus que afecta a gallinas y pollos. Se trata de una afección respiratoria que se contagia fácilmente entre las aves pudiendo afectar simultáneamente a todo un galpón de animales. Los signos son respiratorios, incluyen jadeos, tos, estertores, secreción nasal y conjuntival. Igualmente se produce una pérdida de peso, retraso en el crecimiento, baja en la calidad de los huevos y muertes. No existe un tratamiento específico para la enfermedad, por lo que se debe apelar a la prevención.

Aerosaculitis o enfermedad respiratoria crónica

Es causada por Mycoplasma gallisepticum, afecta a las aves de corral produciendo dificultad respiratoria, estertores y mucosidad. El curso de la enfermedad es lento y en casos avanzados puede producir exudado en corazón e hígado.

Para su tratamiento se utilizan antibióticos como tilosina o eritromicina aplicándola en agua durante 2 o 3 días.

Enfermedad de New Castle

Patología respiratoria producida por un paramyxovirus. Los signos que se observan en un comienzo son jadeo, tos y estertores, luego aparecen signos nerviosos como movimientos extraños de cabeza y cuello, seguido de caminata hacia atrás.

La mortalidad en animales afectados puede ser superior al 50 %, por lo que las pérdidas son muy altas. Además, la postura de huevos puede bajar a cero en menos de tres días.

La enfermedad es extremadamente contagiosa, las aves pueden presentar una diarrea verdosa por la mala asimilación del alimento.

No hay tratamiento específico por lo que debe implementarse la vacunación.

Enfermedad de Marek

Es causada por un herpes virus que produce una parálisis (de distintos grados) en las patas y alas de las aves. En algunos casos, las aves mueren sin presentar signos.

Al no poder desplazarse, los animales no pueden comer ni beber, por lo que comienzan a perder peso hasta morir de inanición. Las pérdidas son muy altas si las aves no fueron vacunadas.

Gumboro o bursitis

Es causada por un birnavirus, el cual es un virus muy resistente a los ambientes adversos, por lo que es muy difícil erradicarlo de los establecimientos. Los signos que se observan en las aves son ruidos respiratorios, plumas erizadas, temblores, diarrea, decaimiento y postración. La mortalidad no es tan alta como en otras enfermedades de las aves, pero las infectadas son más susceptibles a contraer otras infecciones, por lo que las pérdidas son importantes.


Coriza infecciosa

Es producida por la bacteria Haemophilus gallinarum. La enfermedad comienza con estornudos y un exudado maloliente en ojos y senos nasales. Luego este exudado se vuelve caseoso y los ojos se inflaman. El consumo de alimentos disminuye, al igual que la postura de huevos.

En este caso también se suele utilizar estreptomicina para su tratamiento.

Enfermedades zoonóticas

Son las enfermedades de las aves que pueden transmitirse a los humanos, algunas pueden producir pérdidas en la producción aviar. Muchas no producen ningún tipo de síntomas, incluso pueden ser portadoras las aves migratorias en lugar de las domésticas.

Influenza aviar

Es causada por un virus que pertenece a la familia Orthomyxovridae. Los primeros signos son inapetencia, depresión, sed, diarrea verdosa o blanca, plumas erizadas y caída en la postura, incluso pueden poner huevos sin cáscara. Además, presentan signos respiratorios.

La enfermedad es muy contagiosa entre las aves, pudiendo adquirirla el 100% del lote en las primeras 24 horas del brote.

Aparentemente el virus es introducido por las aves migratorias acuáticas y puede llegar a extenderse por medio del movimiento de aves, equipamiento, agua y alimento contaminado con secreciones, etc.

Salmonelosis

Es una enfermedad producida por Salmonella spp que afecta comúnmente a los humanos que ingieren productos de aves infectadas como carne, huevo y productos derivados como por ejemplo helado. En las aves produce deshidratación, anorexia, diarrea y enfermedad multisistémica.

En humanos la infección produce vómitos, diarrea, fiebre, cefalea e incluso puede llegar a una septicemia.

Clamidiosis o Psitacosis

No podemos dejar de nombrar cuando hablamos de enfermedades de las aves, porque al infectar a humanos, produce signos importantes como diarrea, tos, secreciones, neumonía, cefaleas, mialgias, anorexia, dolor torácico, artritis y afección genital. La patología es producida por Chlamydophila psittaci, una bacteria gram negativa, en las aves puede presentarse de manera asintomática o producir signos como diarrea, anorexia y secreciones, pudiendo ser fatal.

Estas son solo algunas de las enfermedades de las aves, hay muchas más, por lo que debemos tenerlas en cuenta como una importante fuente de infección para los humanos. En cuanto al lado productivo, es elemental prevenir las enfermedades de las aves mediante la vacunación y una excelente higiene de instalaciones, con el fin de que las pérdidas se limiten al mínimo.

Autores consultados

Fao 2018
Bagust 1999
Dinev 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *