Enfermedades de las gallinas, tipos más relevantes

Enfermedades de las gallinas

Todos los seres vivos mantienen relaciones y contacto entre ellos y el medio en que habitan, con estas interacciones surgen las probabilidades de que algunos organismos oportunistas se aprovechen de los productos metabólicos o incluso el cuerpo de otros para lograr reproducirse y mantenerse con vida. Esta actividad puede provocar daños y enfermedades que pueden acabar con la vida de alguno de los involucrados, motivo por el cual se hace necesario estudiar los posibles patógenos causantes de enfermedades, con el fin de determinar las mejores medidas de prevención y control sobre éstas. En nuestro caso abordaremos las enfermedades de las gallinas y quienes son los principales organismos que los producen.

Las enfermedades de las gallinas son provocadas por diferentes agentes patógenos que al entrar en su organismo producen una serie de anomalías que comprometen la vida de éstas, entre los organismos que producen estas patologías podemos encontrar agentes microscópicos como los virus (ver), bacterias, hongos y parásitos, los cuales muchos de ellos pueden ser evitados si se mantiene un control sanitario estricto sobre todo en aquellas gallinas que están destinadas al consumo humano.

Tipos de enfermedades de las gallinas

Los microorganismos que causan enfermedades en las gallinas pueden producir sintomatología parecida, por lo que se hace muy difícil establecer diferencias a simple vista, haciéndose necesario realizar exámenes de diagnósticos durante la enfermedad o incluso una vez haya muerto el ave. Se debe examinar todos los órganos internos y revisar detalladamente el ave externamente para poder dar un diagnóstico certero. Entre las enfermedades de las gallinas están aquellas que afectan el sistema respiratorio, también pueden afectar el tracto gastrointestinal, el sistema nervioso, así como el sistema inmunológico y patologías en la piel. Seguidamente se detallan algunas afecciones más relevantes.

Enfermedades respiratorias de las gallinas

Las enfermedades de las gallinas que afectan el sistema respiratorio son de las más comunes, causando numerosos síntomas que la pueden llevar a la muerte rápidamente, estas enfermedades respiratorias son causadas por los diferente agentes como virus, bacterias y hongos.

Entre los virus que causan infecciones respiratorias están los coronavirus, los cuales son los responsables de la bronquitis infecciosa, los herpesvirus también pueden causar afecciones como laringotraqueitis infecciosa, así mismo están los responsables de la influenza aviar los cuales pertenecen a la familia Orthomyxovridae, siendo estos bastantes estudiados en los últimos años ya que se han presentado infecciones en los seres humanos. Otro virus importante en la industria avícola y que pueden generar grandes pérdidas económicas es un Paramyxovirus, quien es el causante de la enfermedad de New Castle.

Entre los síntomas más comunes que presentan las gallinas por infecciones con estos agentes están la fiebre, ruidos respiratorios, estornudos y tos, así mismo se puede observar un decaimiento en las aves, inapetencia, pérdida de peso, jadeo y sed excesiva, en ocasiones puede ocurrir diarrea. Pudiera presentarse algunos síntomas específicos como ocurre en la enfermedad de New Castle en la que las aves colocan su cabeza entre las patas y caminan hacia atrás.

Otros agentes implicados en las enfermedades respiratorias son las bacterias entre las que destacan E. coli, varias cepas de micoplasmas como Mycoplasma gallisepticum, M. synoviae y M. meleagridis, también están las Bordetellas, Haemophilus y Estafilococos, junto a ellas se ha destacado Ornithobacterium rhinotracheale que también es capaz de producir infecciones respiratorias en las gallinas. Estas bacterias pueden desarrollar patologías como enfermedad respiratoria crónica de los pollos, característico de las micoplasmas, coriza infecciosa producida por Avibacterium paragallinarum. En las enfermedades de las gallinas que afectan la respiración también están los hongos del género Aspergillus.

La sintomatologías que se presentan se asemeja a la de los procesos virales en la que destacan las secreciones nasales, estornudos, tos y en ocasiones puede aparecer conjuntivitis. Se hace necesario resaltar que tanto las bacterias y virus que causan enfermedades respiratorias, también pueden causar otras sintomatologías e incluso otras enfermedades que se aprecian con un mal funcionamiento del sistema nervioso, en donde pueden aparecer comportamientos erráticos, torceduras y parálisis de alguno de sus miembros.

Patologías gastointestinales

Otras de las enfermedades de las gallinas que se observan con más frecuencia son las que atacan al sistema digestivo, en ellas también están involucrados algunos virus, bacterias y parásitos. Entre las enfermedades de este tipo está el cólera aviar o pasteurelosis causada por la bacteria Pasteurella multocida, salmonelosis donde el agente implicado pertenece al género Salmonella, la colibacilosis que es generada por E. coli y la clostridiasis cuyo agente inductor puede ser Clostridium perfringens. La sintomatología de estas enfermedades suele estar acompañada de diarrea y debilidad del ave, pérdida del apetito, gases intestinales, inflamación y cambio de coloración de algunos órganos.

En este mismo orden están los parásitos internos que suelen afectar el sistema gastrointestinal, siendo lo más comunes algunos protozoarios como Cryptosporidium, Histomonas y Cochlosoma, las gallinas también pueden desarrollar afecciones como ascaridiosis causadas por Ascaridia galli y Heterakidosis por Heterakis gallinarum, todas estas enfermedades parasitarias pueden provocar diarreas con un cambio de color en las heces, debilidad y anemia por lo que se hacen más susceptibles a contraer otras tipo de patologías.

Otras enfermedades de las gallinas

En las gallinas también pueden aparecer afecciones cutáneas como las provocada por el virus de la familia Poxviridae, el cual produce la viruela aviar que se caracteriza por la presencia de pequeñas pápulas que al crecer se tornan de un color amarillo y al secarse son de tipo escamosas, por lo general, aparecen en la zona de la cresta y barbillas aunque puede extenderse por todo el cuerpo. De igual forma están los parásitos externos como lo son las pulgas, garrapatas y ácaros, que pueden debilitar al ave y hacer que su producción sea deficiente.

Las enfermedades de las gallinas también abarcan al sistema inmunológico, en donde suprimen o dañan las células que lo componen por lo que los deja sin respuesta y susceptibles a nuevas infecciones y enfermedades. Estas patologías son inducidas por virus, entre las cuales tenemos la enfermedad de Marek causada por un herpesvirus, tiene la capacidad de destruir a los linfocitos B y de transformar a los linfocitos T, por lo que posteriormente producen tumores. También está la infección de la bolsa de Fabricio o enfermedad de gumboro que puede destruir a los linfocitos B, es producida por un Birnavirus. De igual manera es importante señalar que las enfermedades inmunosupresoras pueden aparecer por la baja calidad alimenticia, en donde el ave no cuenta con las vitaminas y minerales necesarias para el buen funcionamiento del mismo.

Autores consultados

  • Ardila, L. (2006).
  • Bagust, T. (2008).
  • Heller, D. (1990).
  • Houriet, J. (2007).
  • Rodríguez, E. (2018).
  • Soriano-Vargas, E.; Sánchez—Morales, J.; Morales-Erasto, V.; García-Sánchez, A. (2013).
  • Zavala, G. (2009).

Te sugiero también este artículo relacionado con: Enfermedades de las aves de corral.