Mantenimiento, cuidados, enfermedades de las aves y pájaros

Pájaros exóticos © Paradais Sphynx

Manejo

Lo más importante en el manejo de aves es evitar daños físicos en el pájaro, además se debe reducir el tiempo de manejo al mínimo, puesto que genera mucho estrés en el animal. Es necesario reducir la luz y los ruidos y moverse de forma lenta y segura. Siempre que se tengan que manejar a cualquier ave, es importante valerse de una toalla que envuelva al animal para que no se le dañen las alas. Se debe sujetar la cabeza, alas y patas con la toalla.

Por supuesto, aquellos pájaros domésticos más familiarizados con su dueño va a ser más fácil su manejo, ya que el animal está acostumbrado a su presencia y va a colaborar en su manipulación.

Hay que controlar el crecimiento de las plumas de vuelo (se pueden recortar para que no puedan volar y no se escape); el pico y las uñas también deben ser revisadas.

Mantenimiento, cuidados de aves y pájaros en cautividad

Jaula

La jaula debe tener el suficiente espacio para que el ave pueda moverse libremente. Es más recomendable que sea horizontal que vertical, ya que les permite volar con más espacio. En psitácidas, rapaces y córvidos, se necesita un espacio fuera de la jaula para asegurar su manteamiento. Otras especies pueden precisar otras medidas en jaulas, dependiendo de su capacidad de movimiento y vuelo.

Las jaulas no deben tener aristas ni bordes para no dañarse las alas, además el material debe ser no tóxico e irrompible.

Perchas

Deben ser de un material que no les dañe las patas, puesto que siempre mantienen su peso en ellas. Se recomienda perchas fabricadas con un material rugoso, pues les permite limarse las uñas y el pico, también deben ser adecuadas al tamaño de las patas. Es importante variar el tamaño y la posición de éstas para evitar el aburrimiento y fomentar el movimiento del pájaro. Las ramas frescas son muy recomendables, ya que proporcionan juego al animal al pelar la corteza, aunque hay que evitar ramas piceas, pues rezuman resina y pueden ser perjudiciales para el ave. Es necesario cambiar frecuentemente las ramas frescas para evitar infecciones.

Comedero

El comedero debe ser adecuando al tamaño del animal y de un material irrompible, como el aluminio, sin bordes que sobresalgan. Es importante que el ave o pájaro disponga de varios para el suministro de diferentes comidas.

Limpieza

La limpieza es indispensable puesto que su espacio en cautividad es reducido y se mancha con facilidad, de lo contrario se cultivarán muchos patógenos con el peligro de que enfermen las aves. Es muy recomendable una bandeja inferior extraible que nos permite la limpieza con mayor facilidad, se debe limpiar con lejía semanalmente.

Juguetes

Han de ser seguros y variados, por ejemplo, llaves, espejos o cadenas son útiles para animales pequeños. Ramas, huesos de sepias, frutos grandes o cucharas son también muy útiles para todo tipo de animales.

Factores ambientales

Los factores ambientales más importante y que son necesarios controlar, cuando se trata de un ave o pájaro, son el fotoperiodo, la temperatura, la humedad y la calidad del aire.

Necesitan unas 10-12 horas de oscuridad en una habitación oscura o tapados con una toalla. Además necesitan luz ultravioleta, por lo que precisan baños de sol; en el caso de animales que no puedan tener contacto con el exterior se recomiendan el uso de lámparas ultravioletas. La temperatura debe ser constante y dentro del rango de 16 a 24 ºC. La humedad también debe mantenerse más o menos constante entre 40%. Son muy sensibles a la calidad del aire, por lo que no se recomienda tenerlos en cocinas o en zonas donde se fume.

Nutrición

En cuanto a la nutrición hay que tener en cuenta muchos factores diferentes, como por ejemplo la edad, la especie y el grupo de aves, condiciones de mantenimiento (siempre un pájaro encerrado va a necesitar unos requerimientos especiales, mientras que si vive en el exterior necesitará más grasas y proteínas para mantenerse), la estación del año (cuanto más fría sea, más necesidad de grasas y proteínas).

Hay que tener en cuenta también que el sentido más desarrollado de las aves es la vista, más que el olfato o el gusto, por lo que hay que jugar con colores y posiciones de la vista para que los pájaros coman y se sientan bien.

En cuanto a la dieta, es variada según la especie, pero es importante limitar el pienso y dar alimentos frescos.

Enfermedades más frecuentes de las aves

Describimos algunas de las enfermedades más habituales en aves y pájaros.

Picaje: Cambios en su entorno, estrés, mala alimentación, falta de espacio o cualquier problema, tanto físico como psíquico, puede llevar al ave a automutilarse arrancándose las plumas y causarse graves lesiones; también el picaje se puede dar entre diferentes aves, por ejemplo, espacios reducidos, competencia por la comida, incompatibilidad, etc.

Asma: Problemas respiratorios causados por múltiples causas como ácaros, alergias u hongos.

Psitacosis: Es una enfermedad zoonótica que se produce por Clhamydia psittaci. Causa fiebres, respiración irregular, catarros; incluso puede ocasionar parálisis, problemas nerviosos y muerte.

Hipovitaminosis A: Falta de vitamina A en la dieta, puede desembocar en problemas respiratorios, plumas malogradas y delgadez. Se suministran alimentos con vitamina A o suplementos vitamínicos para corregir ese estado carencial.

Retención de huevo: El huevo no sale al exterior, ya sea por distocia (imposibilidad de salir por la cloaca) o por otras causas. Puede causar una grave infección e incluso la muerte del propio ave o pájaro.

Afecciones de folículos pilosos: El folículo piloso se obstruye o se enquista y la pluma no puede salir, causa una infección que es necesario extirpar. Es muy frecuente en canarios.

Obesidad o malnutrición: Generalmente por desconocimiento de la dieta. Muy común en loros alimentados por pipas únicamente.

Gota: enfermedad causada por dietas hiperproteicas que provocan una acumulación ácido úrico en las extremidades y que causan mucho dolor.

Hipocalcemia: Provoca dolor y parálisis por falta de calcio en la dieta.

Enfermedades víricas: Las más comunes son la Newcasttle, que ocasiona problemas nerviosos y respiratorios; La enfermedad del pico y pluma en psitácidas, que provoca inmunosupresión y por último la gripe aviar.

Aspergillosis: Originada por un hongo procedente de alimentos en mal estado, principalmente el ave infectada presenta problemas respiratorios.

Otras: Enfermedades o infecciones relacionadas con parásitos y tumores.