Hábitat de las aves, donde viven las aves y pájaros

Hábitat de las aves y pájaros

Las aves son animales aéreos en su mayoría y por ello tienen algunas limitaciones o características propias a la hora de alimentarse o reproducirse. Sin embargo, cuando se trata de sus hábitats se puede decir que están adaptadas a prácticamente todos los climas y biomas posibles. En este post estudiamos los diferentes hábitat en los que viven las aves.

Uno de los comportamientos más habituales de las aves es el de la migración, es decir, pueden vivir ciertas épocas del año en un lugar y después trasladarse miles de kilómetros hasta otro hábitat. Esto ocurre, por ejemplo, con las aves que viven en la tundra ártica. Son más de 100 especies las que se pueden encontrar allí, pero solo la habitan durante el verano. Cuando llega el invierno migran hacia el sur para encontrarse con climas más cálidos. Algunas de estas aves son las lechuzas blancas, los halcones, las golondrinas de mar o los cuervos. Algunas de estas especies tienen un pelaje oscuro durante el verano pero lo cambian a uno más claro durante los meses que están rodeados de nieve.

Aves en la Antárdida

En el otro extremo del planeta, en la Antártida, sí encontramos aves que viven allí permanentemente, en concreto hasta 46 especies diferentes. El ejemplo más evidente lo tenemos en los pingüinos que están totalmente adaptados a ese tipo de vida y son unos magníficos nadadores. Otros ejemplos pueden ser algunos albatros, otras aves de la familia de los petreles e incluso gaviotas y gaviotines.

Aves que viven en la taiga

Las aves que podemos encontrar en la taiga, en ambientes algo más alejados del polo norte, también están adaptadas a las condiciones meteorológicas extremas. Aunque no son tan fríos como en la tundra, los inviernos allí no son fáciles para ningún animal, por lo que muchos hibernan o en el caso de las aves migran. Los que no lo hacen es porque durante el resto del año se dedican a almacenar alimentos para poder ingerir durante el invierno. Un claro ejemplo de esta conducta es el cascanueces americano, que durante el otoño puede recoger más de 3000 semillas y almacenarlas en huecos de diversos árboles. Ejemplos de aves que también habitan o viven en la taiga son los búhos, las lechuzas o los urogallos.

El hábitat de las estapas de algunos grupos de aves

Otro hábitat que las aves no han tenido problemas en ocupar son las estepas. Se caracterizan por tener sólo arbustos y no árboles, por lo que la insolación para la mayoría de animales es constante durante el día y por consiguiente son ambientes bastante secos. No todas las aves habitan la estepa durante toda su vida, sino que algunas migran allí durante ciertas épocas del año. Algunas aves típicas de la estepa pueden ser el águila de las estepas, la avutarda, la alondra, algunas perdices y determinadas codornices.

Hábitat de las aves que viven en la sabana

Otro de los hábitats más secos que hay es la sabana. Ahí el medio terrestre está dominado por herbívoros y grandes carnívoros, pero en el medio aéreo podemos encontrar básicamente tres tipos de aves. En primer lugar, las aves de presa que estarían representadas por halcones y por secretarios. Luego estarían las aves carroñeras, incluyendo diversas especies de buitres, que se alimentan de las sobras que dejan tanto las aves de presa como los mamíferos depredadores. En tercer lugar tenemos a aves corredoras como los avestruces, que también comparten este hábitat.

Aves que viven en el desierto

Si nos vamos al extremo en cuanto a ambientes secos, nos encontramos con los desiertos. Normalmente en este hábitat los animales presentan algún tipo de adaptación a las temperaturas extremas. Algunas aves se pasan el día a la sombra y empiezan su actividad cuando anocheces. Otras son capaces de impregnar su plumaje de agua para llevársela a las crías. También hay aves que agujerean cactus y anidan allí. Algunas de las especies más habituales de los desiertos incluyen pájaros carpinteros, el correcaminos, y algunas carroñeras similares al buitre.

Aves y pájaros que viven en bosques templados

En las zonas donde la temperatura es menos extrema a lo largo de todo el año es donde la variedad de pájaros es mayor. Sin embargo, en estas zonas todavía hay importantes diferencias entre el verano y el invierno así que la migración de algunas especies se mantiene vigente. Algunas de las aves más típicas de estos bosques templados pueden ser las águilas, los gavilanes, los loros, entre otros.

Áreas geográficas cercanas al ecuador

Es en las zonas más cercanas al ecuador donde se encuentra la variedad de pájaros y aves más grande de todo el mundo y se incluyen más de 2500 especies diferentes. Destacan especialmente por tener un colorido bastante diferente a otras aves y muchas de ellas se tienen hoy como mascotas por este motivo. Las hay de varios tipos, incluyendo algunas aves rapaces como águilas y halcones, otras que viven en las ramas como los tucanos, los loros o los colibríes, y también hay otras que no acostumbran a volar demasiado y se desplazan mayormente por la tierra, como los quetzales con colores muy brillantes, los kagús o los casuarios.