Músculos de la aves, características del sistea muscular

Imagen seleccionada para músculo de las aves. sistema muscular

Las aves cuentan con un sistema muscular muy bien desarrollado. En total tienen un aproximado de 175 músculos, los cuales cumplen las más diversas funciones. Seguidamente analizamos los aspectos más relevantes de los músculos de las aves.

El desarrollo de cada músculo depende del tipo de ave. En este sentido, las aves que vuelan tienen más desarrollados los músculos que se orientan hacia el ala, en tanto que las aves que no vuelan desarrollan más los grupos musculares de las patas.

Esos son los músculos más importantes, ya que los demás, como por ejemplo el diafragma o los músculos abdominales no se encuentran muy desarrollados, por lo que no revisten gran importancia ni cumplen funciones realmente trascendentales.

Así mismo, los músculos cervicales son importantes porque contribuyen a facilitar la gran movilidad que las aves tienen en esta zona, ya que incluso hay individuos que pueden rotar su cuello 360°.

Características de los músculos de las aves

Las aves, al igual que muchos vertebrados (te sugiero una lectura del subfilo Vertebrata), presenta tres tipos de músculos: liso, cardiaco y esquelético.

La musculatura lisa se caracteriza por ser involuntaria, es decir, no es controlada por el animal, sino que se comporta de acuerdo a las necesidades del organismo. Este tipo de músculos se encuentran principalmente en el tracto digestivo y el oviducto.

La musculatura cardiaca también es involuntaria y es la que constituye al corazón, y tiene la capacidad de contraerse y relajarse de acuerdo a los requerimientos del cuerpo del ave.

Por otra parte, el músculo esquelético, también conocido como estriado, es el único tipo de músculo que es voluntario. Este se encuentra principalmente en las extremidades y se encarga del desplazamiento del ave, tanto durante el vuelo como al caminar.

El sistema muscular de las aves se caracteriza porque la proporción de miocitos es mucho mayor que la cantidad de tejido conectivo. En este sentido, entre cada músculo hay una capa delgada de este tejido, el cual se encuentra muy poco desarrollado. Esto ha traído como consecuencia que toda la masa carnosa del ave sea bastante tierna.

Así mismo, los músculos de las aves no tienen el mismo color de manera estándar, sino que el color va a depender del uso y función que cumple cada uno. Los músculos que se utiliza más tienen una coloración oscura, debido a los elevados niveles de mioglobina que poseen. Esta es una proteína que se encarga del transporte de hierro y oxígeno. Los músculos que están en constante uso requieren mayor cantidad de oxígeno para poder realizar la respiración celular y obtener de allí la energía requerida para su funcionamiento.

En consecuencia, en el caso de las aves voladoras, los músculos del área pectoral, conocidos de manera informal como pechuga, son de color oscuro. Mientras que en las aves de corral, por ejemplo, la pechuga es de color claro, en tanto que los pertenecientes a la región de los muslos sí son de color oscuro. Esto es así porque son los que más utilizan.

Músculos de las aves voladoras

En el caso de las aves voladoras, los músculos que se encuentran más desarrollados son aquellos que están relacionados con el vuelo. Estos son los músculos pectorales.

Existen dos tipos de músculos pectorales que cumplen una función primordial durante el vuelo: el músculo pectoral superficial y el músculo pectoral profundo. Ambos tienen su origen a nivel de la quilla esternal y se extienden hasta insertarse en la superficie del húmero.

El músculo pectoral profundo también es conocido como músculo supracoracoideo y se encuentra cubierto y protegido por el pectoral superficial. Ambos músculos tienen funciones antagónicas. Mientras el músculo pectoral superficial cumple la función como depresor del ala, el músculo pectoral profundo eleva el ala durante el vuelo.

Igualmente, hay otros músculos menores que se encuentran en la piel y que tienen como función ajustar la disposición de las plumas para ayudar al ave durante el vuelo.

Músculos de las aves no voladoras

Las aves no voladoras como por ejemplo algunas de corral, no tienen los músculos pectorales tan desarrollados, ya que no les dan el uso que sí les dan las aves voladoras. Debido a esto, esos músculos son de un color mucho más pálido.

Este tipo de aves tienen más desarrollados los llamados músculos del miembro pelviano. Este grupo de músculos cumplen dos funciones primordiales: ayudar en el desplazamiento del animal y mantener su cuerpo erguido.

Los músculos más importantes de esta región son el músculo glúteo mayor, semitendinoso, sartorio y gastrocnemio. De manera general, la función de estos músculos es extender, tanto la pata como el muslo; y doblar las rodillas. Gracias a estos músculos es que las aves no voladoras pueden moverse por el medio.

Por supuesto que existen especies que tienen estos músculos mucho más desarrollados que otras. Un ejemplo significativo de esto es el avestruz.

El “aparato recíproco”

Es un mecanismo que se encuentra solo en las llamadas aves de percha y en las aves de presa. Es lo que les permite a estas aves flexionar sus dedos de manera tal que pueden asirse firmemente a una percha o al tronco de un árbol, también pueden afianzar con bastante eficiencia el agarre de una presa.

El mecanismo consiste en que, cuando la articulación del tarso se encuentra flexionada, como una respuesta refleja, también se flexionan las articulaciones interfalangianas de los dedos. Esto viene dado porque los tendones de los músculos que flexionan los dedos de la pata se tensan simultáneamente cuando el ave se agacha. Algunas aves como el halcón o el águila tienen un agarre bastante potente.

El canto de las aves y su musculatura

Es importante resaltar en el tema que nos ocupa, los músculos de las aves, una características muy relevante y distintiva: los sonidos que estas emiten. Muchos creen que se debe a cuerdas vocales, como en el caso de los mamíferos. Sin embargo, esto no es así. Las aves no tienen cuerdas vocales, sino que tienen una estructura conocida como siringe. Esta se encuentra ubicada en la base de la tráquea. El sonido que emiten las aves viene dado por la vibración del aire que transita a través de ella.

Este es un proceso realmente complejo en el que juega un papel muy importante la musculatura de la siringe. El músculo más importante es el esternotraqueal y a ese se suman una serie de músculos pequeños que se organizan en pares y que se conocen como músculos intrínsecos de la siringe.

En su conjunto, estos músculos propician la contracción y elongación de esta, lo que trae como consecuencia la emisión de sonidos que, en el caso de algunas especies de aves, resultan sinfonías hermosas.

Referencias

  1. Curtis, H., Barnes, S., Schneck, A. y Massarini, A. (2008). Biología. Editorial Médica Panamericana. 7° edición.
  2. Enciclopedia Británica. (2014) Gran Atlas de la Ciencia.
  3. Manzanares, M. (2007) adaptaciones musculares relacionadas a áreas corporales que participan activamente en el vuelo de Anhima cornuta (Aves: Anseriformes Anhimidae). Revista Peruana de Biología 14 (1)
  4. Pino, G. (2015). Descripción macroscópica de los principales músculos del Suri (Rhea pennata)