Plumas de las aves, características, estructura y tipos

Plumas de las aves, características, estructura y tipos
Plumas de las aves, estructura:
Uno: vexilo
Dos: Raquis
Tres: Barbas plumáceas
Cuatro: Barbas plumosas
Cinco: Cálamo

Las plumas de las aves son su gran característica distintiva, ya que es el único rasgo morfológico que no comparten con ningún otro animal.

Las plumas de las aves son una estructura epidérmica (deriva de la piel) que usan como protección contra el calor y el frío intenso, contra sus enemigos, brindándoles un camuflaje y, además, les permite desplazarse por aire y agua. Se llama plumaje al conjunto de plumas.

Al igual que las escamas, las uñas y el pelo de otros grupos de animales, las plumas de las aves están formadas por queratina. Esta proteína les otorga una gran duración y resistencia frente a los efectos del medio ambiente.

Se cree que un principio la función principal de las plumas de las aves era controlar la temperatura y que secundariamente esta adaptación sirvió para el vuelo. La explicación a lo anterior es debido a que se conocen aves en todo el mundo que no vuelan, por ejemplo el avestruz de África, el ñandú de Sudamérica, los kiwis y casuarios de Nueva Zelanda y los pingüinos del Hemisferio Sur.

Estructura de las plumas de las aves

Podríamos decir que la estructura de la pluma se basa en una lámina que se subdivide en varios elementos.

Una pluma típica está formada por un cabo central que se denomina raquis, este es el eje de la pluma. El raquis es una estructura ligera de peso pero que le otorga mucha rigidez. Su parte más inferior, la cual se inserta en la piel, es ancha y se denomina cálamo o cañón.

La pluma, al igual que las uñas y el pelo, es una estructura muerta que al terminar de crecer no posee más vasos sanguíneos que lo alimenten. El cálamo es hueco, posee un orificio inferior por el cual se alimenta durante su crecimiento que se conoce como ombligo inferior, luego este espacio queda vacío. En la parte superior presenta el ombligo superior que es el lugar por donde el cuerpo laminar de la pluma emergió para comenzar su crecimiento.

El raquis estará lleno de sustancias muertas, como proteínas y pigmentos, que quedaron allí durante su desarrollo.

En los laterales del raquis crece a manera de lámina divida en dos partes el vexilo, podemos decir que este es el cuerpo de la pluma.

El vexilo está formado por las barbas, estas son láminas delgadas, paralelas y rectas que se proyectan perpendicularmente desde el raquis. Desde las barbas se proyectan las bárbulas de manera perpendicular, cada una de estas lleva varios ganchillos para entrelazarse con las bárbulas adyacentes y así formar una intrincada red.

Esta red es un tejido muy complejo pero ligero que posee la capacidad de soportar una carga pesada que permite, en principio, a las aves volar.

Las aves pasan largos periodos de tiempo acicalando sus plumas para mantenerlas de la forma correcta.

En la parte más basal del vexilo las barbas tienen pocos ganchillos, dándole un aspecto más laxo. Las plumas de las aves que se ubican en el cuerpo exponen la parte superior del vexilo hacia afuera y dirigidas hacia atrás, confiriéndole un aspecto aerodinámico al contorno del cuerpo y propiciando una circulación de aire con poca resistencia. Al quedar la parte más laxa de la pluma hacia el interior del cuerpo, el aire quedará atrapado formando una especie de bolsa que tendrá la función de aislamiento y así se podrá regular la temperatura.

Las plumas crecen en zonas particulares del cuerpo que se denominan pterilos que están rodeadas por zonas desnudas llamadas apterios (donde no crecen plumas). Una excepción a esto es la piel de los pingüinos, la cual está completamente cubierta por plumas para asilarlos del frío extremo con el cual conviven.

Tipos de plumas de las aves

Las típicas plumas de las aves son las que se denominan “de contorno” y se encuentran localizadas en el exterior del tronco, alas y cola. Son cortas y simétricas, mientras que las plumas de vuelo son largas, fuertes, planas y asimétricas.

Se llama plumón a un tipo de pluma que tiene el raquis muy corto o incluso ausente, posee barbas largas y sus bárbulas carecen de ganchillos; tienen aspecto de mechón laxo y poseen una importante función termorreguladora. Este es el primer tipo de pluma que presentan las aves cuando salen del cascarón (es el único tipo que presentan) y en los adultos se presentan por debajo de las plumas de contorno.

Las semiplumas poseen el raquis desarrollado pero las barbas son laxas, crecen en lugares donde la piel necesita protección durante la fricción como por ejemplo en axilas, ingles y codos.

Las filoplumas son delgadas, con raquis largo y varias barbas en la punta. Estas se encuentran en todo el cuerpo de las aves, principalmente entre las plumas de contorno en el dorso y la cabeza. Tienen función sensorial y ornamental.

Las bridas o vibrisas son plumas con apariencia de pelo grueso, tienen el raquis rígido y espeso, poseen unas pocas barbas en su parte basal. Se encuentran alrededor de la boca, sobre los ojos y cubriendo los nostrilos. Se cree que tienen una función sensorial.

El plumón de talco es un tipo de pluma que solo poseen algunas aves como los loros y garzas. Se ubican en el dorso y pecho, crece continuamente y se va desintegrando en pequeñas hojuelas que el ave va esparciendo por su cuerpo, se cree que puede otorgar una impermeabilización contra el agua.

En la base de las plumas de vuelo hay algunas capas de plumas de contorno que se denominan cobertoras, estas son acompañantes para dar un mayor soporte y más aerodinamia.

Plumas de vuelo

Las plumas remeras están formadas por las primarias y secundarias. Las primarias se localizan en los extremos de las alas. Son largas, rígidas y fuertes, su función principal es, durante el vuelo, proporcionar propulsión y velocidad.

Las plumas de las aves secundarias se encuentran en la parte interna de las alas, ubicadas paralelamente a las primarias insertadas en la ulna, su función principal es retener el aire durante el vuelo para facilitar la elevación y ayudar a que el ave se mantenga en el aire.

En el dedo pulgar hay un conjunto de plumas rígidas que se denominan álula y que sirven para disminuir las turbulencias del aire.

Las plumas timoneras o también llamadas rectrices son las que se ubican en la cola y participan en la dirección del vuelo. El número y la longitud de éstas es variable según el tipo de vuelo que haga el ave.

Autores consultados

Adolfo Navarro / Hesiquio Benítez
Dr. Francisco Gil Cano
Dyce (1991)
Hickman (2005)

Una respuesta a «Plumas de las aves, características, estructura y tipos»

  1. Me encanta la información que brindan, es muy clara y con valor investigativo y técnico muy alto. Propio para personas que están iniciando en el mundo de las aves. Mil gracias

Los comentarios están cerrados.