Aves rapaces: diurnas y nocturnas

Ferran Pestaña/CC BY-SA 2.0.
Aves rapaces

Las aves rapaces, de presa o raptores, son especies de aves conocidas por sus hábitos predatorios de alimentarse de otros animales. Este grupo posee múltiples características anatómicas únicas que les permite a sus miembros ser cazadores superiores. Las aves rapaces se dividen entre las aves de presa diurnas, que pertenecen al orden de los falconiformes, con ciertas matizaciones que estudiaremos a lo largo de este artículo, y las nocturnas del orden de los estrigiformes. Ambos conjuntos han tenido una evolución convergente y han desarrollado adaptaciones al estilo de vida de predadores.

Aves rapaces diurnas

Generalmente, los cuerpos de las aves rapaces o de presa diurnas son fusiformes. Esta forma disminuye la resistencia al avance durante el vuelo. La mayoría de estos predadores tienen un suave color de plumaje, predominantemente café, negro, blanco, azul y gris. Hembras y machos son idénticos en color a excepción de aguiluchos y gavilanes. Muchas especies cuentan con un plumaje inmaduro y un plumaje de adulto.

En estas aves, las piernas son musculares y robustas para posarse y agarrar sus presas. El primer dedo de la pata apunta hacia atrás y los otros tres hacia adelante. Cada uno de estos dedos es bastante fuerte y tiene una garra que usualmente es afilada y curvada hacia abajo para atrapar y llevar a su presa. El pico de los raptores está hecho de hueso y cubierto de queratina, se encuentra curvado y con una punta afilada para desgarrar la carne de sus presas. Especies como el ratonero de cola roja matan a sus capturas sólo con su talón mientras que otros como el halcón peregrino usan una combinación de su pico y talones para este objetivo.

La forma de las alas resulta ser una adaptación al hábito de forrajeo. Los gavilanes tienen alas largas y angostas para perseguir a sus presas y realizar vuelos en picado sobre ellas. La mayoría de los halcones y águilas tienen alas anchas y redondas para planear sobre corrientes de aire de gran altitud. Halcones del género Accipiter tienen alas relativamente cortas y redondas para pequeñas explosiones de velocidad y maniobrabilidad cuando persiguen a su presa en una vegetación densa. El halcón peregrino puede volar normalmente a cerca de 100 km/h, sin embargo cuando empieza su picada para cazar, alcanza velocidades de más de 300 km/h convirtiéndolo en el animal más rápido del mundo.

Los ojos en los raptores están ubicados a cada lado de la cabeza. Son proporcionalmente más grandes que los de cualquier otro vertebrado, proveyendo imágenes más grandes y precisas. Las retinas tienen más conos y bastones y son casi el doble de gruesas que las de los mamíferos. Las aves rapaces focalizan objetos a través de esta visión binocular pero pueden detectar movimientos en los bordes de su rango visual utilizando un solo ojo. Son capaces de ver en color, lo que les ayuda en la identificación del alimento y el comportamiento reproductivo.

Aves rapaces nocturnas

Destacamos los datos más relevantes que podemos encontrar en las aves rapaces nocturnas. Ampliaremos el contenido a medida que vayamos confeccionando las correspondientes fichas de aves rapaces nocturnas más relevante o de interés para el usuario.

    • Carecen de buche y poseen un intestino ciego.
    • Su cabeza es grande, las alas grandes y redondeadas, el cuerpo compacto y la cola mediana a corta.
    • El cráneo presenta numerosas cavidades orbitales.
    • Algunas especies disponen de orejas erigibles.
    • Los conductos auditivos en muchas ocasiones se caracterizan por su asimetría, facultado la percepción de sonidos incluso detrás del ave, están muy desarrollados, al igual que sus ojos, para así poder localizar y capturar a sus presas.
    • Los ojos son de grandes dimensiones, redondeados, ubicados en la parte frontal de la cabeza, la rotación de ésta permite una visión en diferentes planos.
    • Los pies están provistos de plumas, son cortos y disponen de cuatro dedos, uno de ellos ubicado en la parte trasera; disponen de uñas afiladas al igual que su pico.
    • El plumaje es denso y suave, permitiendo un vuelo silencioso. Coloración críptica, grísacea y amorranada.
    • Sus hábitos son crepusculares y nocturno, generalmente duermen durante el día, habitan en numerosas áreas, ruinas urbanas, bosque, desiertos…
    • Capturan a sus presas a través de sus garras y no con el pico.
    • Se alimentan de insectos, reptiles, anfibios y pequeños mamíferos.
    • Se tragan las presas enteras, regurgitan los pelos, restos óseos y otras partes indigestas en forma de bola (egagrópila).
    • La reproducción es variable, su éxito depende de la abundancia de presas. Anidan en cavidades de árboles, rocas, construcciones urbanas, etc. Generalmente ocupan las nidificaciones de otras aves. Los pollos nacen recubierto de plumón color grisáceo.

Clasificación de las aves rapaces

Rapaces diurnas

La clasificación de las aves rapaces diurnas es bastante compleja, ya que las autoridades taxonómicas discrepan sobre criterios relacionados con su clasificación. Algunos autores sugieren que las aves de presa diurnas han de agruparse en un único orden: Falconiformes; otros, en cambio, las agrupan en dos órdenes, el mencionado con anterioridad, con una única familia, Falconidae; y el orden Accipitriformes, que comprende a las familias: Cathartidae, Pandionidae, Accipitridae y Sagittariidae.

– Familia Sagitariidae: Cuenta con una sola especie, el secretario (Sagittarius serpentarius), que vive en las sabanas del África subsahariana.

– Familia Pandionidae: Cuenta con una sola especie, el águila pescadora (Pandion haliaetus). Esta especie que se alimenta de peces, puede ser hallada en costas, lagos y ríos del mundo entero.

– Familia Cathartidae: Representa a los buitres del nuevo mundo y son encontrados desde el sur de Canadá hasta el sur de Suramerica. Incluye a 7 especies como el cóndor de los Andes (Vultur gryphus), el cóndor californiano (Gymnogyps californianus), el buitre americano cabecirrojo (Cathartes aura) y el buitre americano negro (Coragyps atratus).

– Familia Falconidae: Incluye a halcones, cernícalos o alcotanes. Contiene 60 especies encontradas en todo el mundo a excepción de la Antártica. El halcón peregrino (Falco peregrinus), el halcón mexicano (Falco mexicanus) y el cernícalo americano (Falco sparverius) son ejemplares de esta familia

– Familia Accipitridae: Incluye a halcones, águilas, milanos, buitres del viejo mundo, aguiluchos y busardos. Contiene a 217 especies como el águila calva (Haliaeetus leucocephalus), el ratonero de cola roja (Buteo jamaicensis), el gavilán de cooper (Accipiter cooperii) y el águila real (Aquila chrysaetos).

Rapaces nocturnas

El orden Estrigiformes cuenta con 134 especies alrededor del mundo e incluye a aves de presa nocturnas, aunque determinadas especies cazan durante el día.

– Familia Tytonidae: Contiene 10 especies comúnmente conocidas como lechuzas y habitan en casi todos los hábitats a excepción de la Antártida. El miembro más conocido de esta familia es la lechuza común (Tyto alba).

– Familia Strigidae: Contiene 124 especies que habitan en casi todos los hábitats a excepción de la Antártida y algunas islas remotas. Representantes de esta familia incluyen al búho cornudo o real (Bubo virginianus), al búho campestre (Asio flammeus), al tecolote occidental (Megascops kennicottii) y al tecolote afilador (Aegolius acadicus).